, , , , ,

Un libro para San Jorge. El puñal de Jorge Fernández Díaz

El puñal (novela negra)
Dos fuerzas contrapuestas me han llevado hasta esta novela: a su favor, la portada, esa nívea mujer a mitad de camino entre el desvalimiento y la fuerza, y en su contra el nombre del autor, ya me perdonarán los lectores argentinos pero yo veo Jorge Fernández Díaz y se me aparece el Ministro del Interior con su ángel Marcelo sobre el hombro. 



Comprobado que el autor es un escritor y periodista argentino, reportero de sucesos, periodista de investigación y analista político, y sabiendo que Arturo Pérez-Reverte recomienda la novela diciendo de ella “Dura, negra, violenta, desencantada y apasionante novela, tan argentina que estremece.” Me lanzo sobre este thriller de gánsteres con corbata que se atraviesa como un cuchillo una Argentina enferma de corrupción, un cáncer que lejos de negar todos encuentran justificable.


El protagonista principal es Remil, un excombatiente de aquella olvidada guerra de las Malvinas, que presta servicio en una oscura unidad de inteligencia que poco tiene que envidiar en medios y técnicas a los que vemos desplegar en novelas norteamericanas.
Así que eso somos, amigos. Ni héroes de corazón puro ni héroes cansados. Solo somos héroes infames. Aventureros sin moral en los desagües de este país lleno de gente honesta y desinteresada.
Y frente a él, ella, la española Nuria Menéndez, una abogada recién llegada a Argentina para hacer negocios, que precisa un eficaz sistema de protección. Una mujer fría, dura e inalcanzable que sin embargo se le colará bajo la piel.
En esa foto personal e imaginaria, la dama blanca viste de negro y tiene las facciones duras y a la vez sensuales. Parece una asesina a sueldo, pero en realidad es una emperatriz provista de un puñal. Y resulta que ese puñal vengo a ser yo
La trastienda del poder, el narco-tráfico y la política, el peronismo como filosofía bajo la que todo cabe, incluso la más salvaje violencia, se nos muestran a lo largo de 456 páginas en las que acompañaremos a Remil en una odisea de incierto final. A su lado descubrimos un país de contrastes, de serena belleza y doloroso abandono, de políticos profundamente corruptos convencidos de hacer lo que deben, un enorme mundo en el que conviven separados por apenas dos cuadras de distancia una suerte extraña de jet-set con el lumpen más terrorífico.


De lectura amena gracias entre otras cosas a la acertada combinación de descripciones, diálogos y reflexiones, y al cuidado desarrollo de los diferentes personajes entre los que destacan no pocas mujeres que no necesitan a un hombre para explicarse, la novela solo encalla para el lector patrio en los múltiples giros que realiza el español al ritmo de tango, dificultad que debería ir mermando si incorporamos a nuestra biblioteca a más autores hispanoamericanos.

10 comentarios :

  1. Tomo nota Pilar,mañana hay que darse una vuelta por la feria y procurar no regresar a casa de vacío.Me pasó lo que a ti al leer el nombre del autor,pensé en Marcelo rápidamente...:)

    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joaquín, creo que puede gustarte a pesar de que no sale Marcelo.

      Un saludo

      Eliminar
  2. Voy a buscar el libro. Me parece muy interesante.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Apunto la recomendación, feliz día de San Jorge!!!!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Gracias Pilar,pinta bien.

    Besos y buen día!

    ResponderEliminar
  5. Con ese nombre hay que hacer un esfuerzo para meterle el diente al libro pero lo anoto.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha parecido más que interesante, por el trasfondo, además de que la acción es trepidante.
      Besos

      Eliminar