, , ,

Ciegos, sordos, mudos



Lo sucedido en el vertedero ilegal de neumáticos de Seseña serviviría perfectamente para ejemplificar el conocido trío de monos que se tapa los ojos, la boca y los oídos. A plena vita de los afortunados vecinos del sueño de Paco el pocero, los neumáticos se fueron acumulando en una parcela en tierra de todos, la de los castellano manchegos y la de los madrileños, sin licencia, sin autorización, los camiones venían y descargaban, hoy, mañana, pasado y así cientos de días hasta que las montañas superaron los 8 metros de altura, hasta que encontraron un lugar más barato, hasta que se cansaron.

Y cuando parece que al final alguien (las administraciones autonómicas) va a hacerse cargo del no mirar, entonces arde, arde como las cimas de Mordor y todo el mundo se asusta, se preocupa, se sorprende.

Sólo nos queda alegrarnos de que nadie ha salido herido, que no hemos perdido vida alguna en este viaje de negocios sucios. Hasta la siguiente. Porque a nadie le importan cosas como la calidad del aire, la filtración a los acuíferos de sustancias altamente nocivas, porque a nadie le importa lo que no es de nadie y menos si por no mirar, no escuchar y no hablar alguien se lo lleva muerto.

18 comentarios :

  1. A nadie le importa más que sus propios intereses llevándose entre las patas a quién sea, mientras no sean ellos.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al menos a nadie de los que elegimos para que les importe.
      Gracias por la visita, Malque

      Eliminar
  2. Debería ser imputado el alcalde de esa localidad al no resguardar y evitar la quema. Por lo menos exigirle su renuncia. Hay que sentar un precedente.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Ciegos,sordos y mudos y mientras...el planeta se desangra en barbaridades como esta.

    Besos,Pilar.

    ResponderEliminar
  4. He visto las imágenes en televisión y he leído en prensa la noticia, otra mas de las muchas, esperemos que no haya consecuencias a la larga. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si las hay no se preocuparan de contralas, descuida.
      Un saludo

      Eliminar
  5. y encima somos el país en el que en la noticias escuchas cosas como que por fortuna ha cambiado el viento y la nube tóxica ya no se dirige hacia Madrid... parece ser que el resto no importamos demasiado...
    ciegos, sordos y mudos, y estamos demostrando que se nos da pero que muy bien...
    besotes!!

    ResponderEliminar
  6. Como tu, me alegro que no haya heridos ni muertos, pero ¿hubiera cambiado la cosa de haberlos habido?, ¿hubiera habido alguna dimisión?, ¿se hubiera presentado algún responsable de forma voluntaria?, ya que los políticos no dan la cara ¿donde está la fiscalia?, no nos debe de sorprender estas cosas, me viene a la memoria el camping de Biescas con casi un centenar de muertos, que estando instalado en un cono de deyección tras la sanción vuelven a autorizarlo en otro de similares característica, estamos locos.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues seguramente no, lo dicho sordos, ciegos, mudos y paganos.

      Un beso

      Eliminar
  7. Uno de los mcguffins recurrentes en los Simpsons es que Springfield tiene un deposito de neumáticos que siempre está ardiendo. Se debe al alcalde corrupto. Es un ejemplo de la crítica a la corrupción que hace el programa. Allí es una parodia exagerada que demuestra que en todos sitios cuecen habas y también neumáticos. Aquí ni siquiera es parodia. Lo tenemos en el telediario. Sigo esperando desde que lo vi las consecuencias correctivas del asunto, acusados y culpables pagando. Por si acaso espero sentado. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Iba a contarlo así, pero me he retenido ;)
      Gracias por hacerlo tú

      Eliminar
  8. Todo lo que dices es cierto pero también lo es que mientras todos dirigimos nuestras acusaciones a los políticos que han permitido tamaña insensatez -políticos a los que hemos elegido nosotros, no los selenitas- los vecinos aplaudían la aparición y las promesas del Pocero, que, además de muchos desafueros, dejó la urbanización a medio terminar, endosando la factura a esos vecinos que tanto le aplauden. Que sí, que estamos rodeados, pero que nosotros somos unos cornudos muy complacientes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los elegimos, somos culpables, cierto, pero eso no nos hace sino más ciegos, sordos y mudos. ¿hasta cuando?
      Ainsss

      Eliminar
  9. Bueno, pura desidia y negocios con "amigos".

    Solo una pregunta : ¿ a donde va a para el dinero que pagamos en concepto de reciclaje cada vez que cambiamos los neumáticos ?.

    Porque estamos pagando ya desde hace unos años.

    La desidia y el "chorizeo" alcanzan cotas cósmicas.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pagamos por reciclar, pagamos por...no me lo recuerdes.
      Un beso

      Eliminar