, ,

De clases y números

Leo en muchos medios que la clase media ha perdido tres millones y medio de miembros, como si se hubiesen extraviado, la información viene de un estudio llamado De la distribución de la renta, crisis económica y políticas redistributivas de la Fundación BBVA que ofrece datos muy interesantes, como los que El País representa en este gráfico:



Todos los grupos rentas bajas, medias y altas experimentan una evolución positiva en los tres primeros años, las rentas bajas descienden hasta representar el 26,6%, las medias suben hasta el 60,6% y las altas rozan el 13%, pero en los seis años años siguientes las rentas bajas ascienden hasta el 38,5% y las medias solo superan en dos puntos el 50%, mientras curiosamente o no, las rentas altas solo bajan 0,7% con respecto al 2004.

Pero ¿son estos datos suficientemente claros? Puede que no, el siguiente gráfico del mismo informe ofrece una visión general de la distribución de la renta, dónde podemos ver que la media de renta anual por persona es de 8.800 euros al año (unos 630 euros al mes) 

Pero no es sobre ese dato sobre el que se calcula la pertenencia a uno u otro grupo, sino la renta mediana que el informe fija para 2013 en 24.250 euros al año por persona, así nos encontramos estos datos:

  • Conforman la clase baja quienes disponen de menos del 70% de la renta media, es decir, como máximo unos 18.187 euros al año, (1.300 euros al mes en catorce pagas).
  • Por su parte la clase media agrupa a quienes disponen de entre estos 18.187 hasta un máximo de 48.500 euros al año, (3.464 euros al mes en catorce pagas) 

  • Y son clase alta quienes disponen de una cantidad superior a los 48.500 euros al año.

Analizando los datos, algunas ideas; 
  • el porcentaje que determina el umbral de la pobreza en el 60% de la renta mediana (unos 1.034 euros al mes en 14 pagas) peligrosamente cerca de la línea que marca la pertencencia a la clase baja,  
  •  la horquilla entre clase baja y clase media es de unos 2.200 euros al mes y si consideramos el sueldo de los directivos del IBEX como el máximo de los sueldos, la horquilla dentro de la clase alta es unos 140.000 euros al mes, casi 64 veces más.

Así pues no solo parece un problema que el reparto poblacional por rentas sea 40% de clase baja, 52% de clases medias y 9% de clase alta, sino que realmente las diferencias son mucho más profundas como indica la aplicación del Índice Gini que en el mismo informe habla del crecimiento de la desigualdad en más de cuatro puntos o de la disminución de la renta de las familias en un 20%.




La clase media cae sin remisión y la clase baja se desliza hacia la pobreza. Mientras Margallo dice liviano y campechano que se han pasado cuatro pueblos y Almunia se ríe por lo bajini cuando relata la odisea de Grecia, dónde el 95% del segundo tramo del rescate ha ido a parar a los bancos extranjeros que aún piden más.

Siempre ha habido clases.

19 comentarios :

  1. Siempre las ha habido y siempre las habrá, el tema está en que la clase baja cuente con medios suficientes para vivir razonablemente bien, se trata de que los ricos lo sigan siendo y los pobres sean menos pobres. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No soy yo mucho de que lo que ha sido tenga que ser

      Un saludo

      Eliminar
  2. Eso quiere decir que tres millones y medio de inocentes pardillos que se creyeron ese cuento chino de que eran clase media, han recibido una dosis de cruda y cruel realidad.

    La clase media es un invento de la clase capitalista para frenar el auge de las crecientes luchas y reivindicaciones del movimiento obrero al término de la segunda guerra mundial, una vez vencido, asimilado y desprestigiado dicho movimiento obrero, el capitalismo ya no necesita mantener a la costosa clase media, por lo que ha decidido hacerla desaparecer poco a poco.

    Un cariño, Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que es todo eso e incluso algo peor, pero peor es bajar otro escalón y tratar de aferrarse a la supervivencia mientras otros dilapidan lo que obtienen gracias a todos.
      Un beso

      Eliminar
  3. Demasiados números para enredar, el país y en general el mundo se está empobreciendo para la mayoría en tanto una pequeña minoría se hace cada vez mas con todos los recursos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son muchos números lo sé, pero dicen tantas cosas que me parece increíble que tantos y tantas no vean la realidad.

      Un beso

      Eliminar
  4. Pues fíjate que me he buscado en esas cuentas y gráficos... y no me encuentro (y no bromeo). Así que a ver quién se ha comido mi medio pollo, que yo no he sido (y aunque lo parezca, sigo sin bromear).

    Esto de los porcentajes y los números, puesto todo ello en gráficos, siempre me ha hecho mucha "gracia", porque con lo de las "medias" parece que los pobres (del gráfico) cobran 1.300 euros al mes... y no es verdad. Por eso en ocasiones pienso que estaría bien hicieran números y gráficos de los invisibles como yo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los que llamas invisibles conforman la cada vez más preocupante clase baja que sobrevive en precario, sin duda todas estas clasificaciones serían más útiles si se ajustasen mejor.

      Un beso

      Eliminar
  5. Mis amigos, esos que tengo que son matemáticos, me dicen que con los números se pueden hacer virguerías, porque de no ser así no existirían los bancos. A mi me da la risa cuando dicen que esa es una ciencia exacta, jaja...creo que de todas las ciencias, las matemáticas es la más ciencia-ficción de todas.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes lo del pollo de la estadística que recordaba Chesana. Comparto la pobre opinión sobre los números pero les reconozco la virtud de ser sólidos y como en este caso dolorosamente contundentes.
      Besos

      Eliminar
  6. Yo sin números se que la mayoría de las personas que conozco incluyéndome a mí tenemos nuestro nivel adquisitivo haciendo la ruta del Titanic. El iceberg con el que chocamos fue la crisis del 2008 y desde entonces todo ha ido haciendo aguas. Creo también que para creerme esos números tendría que creerme esos números tendría que conocer bien al que los maneja. Y por último, me gustaría saber si alguien que pueda y deba va a hacer algo positivo con ellos. Porque podría ser que estuvieran ahí para que nos sintamos muy acompañados en nuestra miseria con lo de mal de muchos... En fin, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los números se usan para decir blanco y negro al mismo tiempo, y estas agrupaciones son tan amplias en los extremos que equiparan 0 con 1.200 e igualan 3.500 con 140.000 que ya me parece a mí que no se parecen en nada, pero aun a pesar de todo, cantan una historia de precariedad que no explica cómo pueden seguir gobernando los mismos, o como parecemos convencidos de que esto se apaña con pequeño ajuste.

      Un saludo

      Eliminar
  7. Soy clase baja, lo decía sin conocer las cifras que marcan los límites, pero ahora lo diré con más razón xD. Y cuando lo digo la gente me mira mal. Pero yo lo digo con orgullo. Aunque yo, defecto que tengo, siempre he preferido lo de clase trabajadora. Que no se me olvide nunca.


    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Orgullo de pertenencia y fuerza para avanzar, parece que ofende ¿verdad?

      Un beso

      Eliminar
  8. A Margallo y Almunia les querría yo ver diciendo menos tonterías y trabajando más,que con el sueldazo que tienen ya les vale la poca eficiencia que demuestran.

    Besos,Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Según como mires eficientes son, los suyos suben y suben.

      Un beso

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. Sin duda los números dan miedo.
      Un saludo

      Eliminar