, , , ,

El recuerdo sin maquillar

Hoy es de nuevo 15-M, cinco años de aquel quince de mayo que cambió tantas cosas que no se me ocurre mejor resumen de Dormíamos, despertamos. Hoy muchos medios dedican tiempo y espacio al recuerdo de aquel día y muchos, muchísimos contarán como fueron protagonistas de toda aquella explosión, del mismo modo que durante años hemos escuchando aquello de yo estuve en París.

A mi me encantaría haber escrito esa noche una entrada gloriosa, histórica, fabulosa de esas que se pueden enmarcar, de las que generan muchos comentarios y que casi puedes recordar, pero no, el domingo 15 de mayo del 2011 yo escribí sobre fajas

Y no fue hasta el miércoles 18 que le hice un hueco a lo que estaba pasando En Sol, y reconozco que me preocupaba más el corto plazo, por su defensa de la abstención aunque su discurso ilusionara, curiosamente era la segunda entrada del día y no sería la última, Este tipo de joven reproducía una participación radiofónica emocionante en la que se reclamaba un mundo mejor.

Le siguieron Kilómetro cero, Puerta del Sol en directo, Quieres estar en Sol?, Un viernes diferente, Cuatro fotografías que retrata el Sol zaragozano, y un paréntesis para las elecciones, las sensaciones de ausencia, el machismo en el deporte, la música, el paso a un lado de Carme Chacón (curioso círculo éste), y no es hasta el 28 de mayo cuando vuelvo a hacerme preguntas sobre el movimiento Tratando de encajar, el domingo 29 traje la propuesta de sacar del banco 155€ una de las curiosas iniciativas de un movimiento vivo. 

Las propuestas de los acampados de Zaragoza y Democracia real ya! llegaron a final de mes como Propuestas desde las plazas, y reconozco que no me volvieron muy loca, las encontré demasiado soñadoras, desde entonces, temas variados se fueron colando en el diario contar y no vuelvo a dirigir la mirada directamente a Sol hasta el 18 de junio apoyando la manifestación del 19 de junio, cuando ya se había desmontado Acampada Sol, y decían aquello de nos vemos en las plazas, que sonaba vago y perdido, aunque hermoso.

Visto desde la perspectiva de cinco años aun parece mentira cómo aquel grupo de jóvenes y no tan jóvenes despertó y nosotros con ellos, quizás aquello fue su albada, la que ya se había cantado y hoy se vuelve a cantar con la misma emoción en estas plazas que ya no rendimos. 


20 comentarios :

  1. Si llegan a saber lo que se les venia encima, la ley mordaza la hubieran sacado antes.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Bien por todos los que jamás agacharán la cabeza.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por ellos la albada guerrera, y por tí.

      Eliminar
  3. Resulta... conmovedor, emocionante incluso, recordar lo que fue aquello en sus inicios vistos desde la lejanía de no vivir en Madrid. Recuerdo pensar que "eran cuatro y que duraría cuatro días de acampada", y recuerdo también mi asombro al ver que seguía creciendo y creciendo y creciendo.

    No sé si serán el futuro o no. No sé si cuando lleguen al poder -si llegan- cambiarán (como todos), pero sí soy consciente de la ilusión que generan después de muchos años de apatía. El tiempo pone todo y a todos en su lugar. Espero llegar a verlo y que sea para el bien de este país que se merece, al menos, políticos decentes y honestos.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé dónde acaba el camino, pero quiero seguir andando, despiertas, juntas.

      Eliminar
  4. "El pueblo unido, jamás será vencido"

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo tengo yo tan claro, pero no vamos a bajar los brazos por las dudas ¿no?
      Un beso

      Eliminar
  5. No sé.
    Sólo sé que lo que fueron entonces ya no son para mí.
    Y no los siento ya como el primer día...
    Es lo que hay.

    Besos, Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nadie es quien fué, pero hay que haber sido para poder volver. O algo así, o no lo sé. Transformar aquella ilusión en algo que se sustente en pie, no parece fácil.
      En fin que nos queda el recuerdo de lo que sentimos y una nueva forma de mirar.
      Besos

      Eliminar
  6. La verdad es que esperaba que cuajase un movimiento mas consistente y algo mas combativo.
    Creo que somos demasiado permisivos con la gentuza que nos gobierna. En otros países, la presión de la calle ya habría obligado a dimitir a los que se han enriquecido con el latrocinio, y a los que lo han tolerado mirando hacia otro lado.

    Pero lo importante de esto, no es como empieza, sino como termina.

    Veremos.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no era sencillo, y que al menos despertamos.
      Ojalá su impulso no se quede en nada.
      Un beso

      Eliminar
  7. Tranquila, Pilar, descansa. Hoy, 15 de mayo, es también el día de la familia. Descansa en compañía de los tuyos. Y si estás sola, no importa: lo que nos rodea es nuestra familia.

    Más saludos!

    ResponderEliminar
  8. Yo si me emocioné un poco mas y aunque el movimiento me pilló de paseo ydespistado luego me arregló una entrada entre esperanzada y cauta. Solo supe ver que yo no tenia nada que ver con algunas de las tipologias humanas o sociales de las manifestaciones pero esa protesta nos unia. Con el tiempo he confirmado que aquellas mareas estaban divididas como se veia. Aunque como dato positivo decir que algo salió de alli. Algo que aún no ha cuajado pero sigue su proceso. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quiero pensar que algo cambió y no se ha parado.
      Un beso

      Eliminar
  9. Lo vi y lo viví en vivo y en directo y desde la perspectiva del quinquenio creo que de allí surgió una semilla que aún no ha germinado. Fue un aviso para navegantes, un grito, un puñetazo en la mesa... Aquella unanimidad en el diagnóstico sobre lo que no queríamos se ha vuelto un guirigay a la hora de recetar qué es lo que queremos y cómo conseguirlo.
    Miedo me da pensar que todo quede en un 2 de mayo, gestos a los que tan dados somos los españoles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No quiero pensar en ello, aunque me ronda la mente. Es más fácil saber qué no quieres que decidir qué queremos todos, me temo.
      Pero creo que algo cambió y no es poco.
      Un beso

      Eliminar
  10. Fue un despertar de un pueblo y en esas asambleas nos sentimos representados muchos miles de los que allí no podíamos estar. Era ilusión, vida, esperanza, porque era la manifestación del Ciudadano que de forma pacífica asumía el papel que le corresponde en la sociedad tras muchos años ninguneados por políticos que envueltos en corruptelas nos infravaloraron.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda Maria Pilar, lo fué y su impacto nos hizo mirar de otro modo una realidad que no merecemos.
      Un beso

      Eliminar