, , , ,

Lo que se aprende escuchando

escuchas
Gracias a las escuchas telefónicas que la policía ha realizado sobre algunos de los más famosos imputados/investigados por corrupción, hemos descubierto muchas cosas que más allá de que sirvan o no como pruebas de uno o más delitos en sus respectivas causas, nos han servido para entender cómo se hacían o se siguen haciendo, algunos negocios, cómo se ofrecían apoyos, cómo se organizaban tramas tan complejas que más de una vez hemos necesitado un gráfico para no perdernos, pero atendiendo una de las últimas reveladas me doy cuenta de algo a lo que no había prestado demasiada atención en su momento, pensando que se debía a un modo especial de comportarse de los valencianos del Partido Popular.


Camps te quiere un huevo
 Me refiero a esa colección de "te quiero" (ya sea mucho o un huevo, que decía Camps), "eres grande, no tú más" con la que colegueaban por teléfono señores que peinan canas o lo harían si no se las tiñeran (o implantaran, como también ha hecho alguno con parte de su parte).  

Carmona
Atendiendo a la conversación "limpia" como no ha dudado en calificara Antonio Miguel Carmona concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, con el hoy investigado y encarcelado Luis Pineda (el presidente de AUSBANC en prisión por su presunta participación en una trama de chantaje y extorsión de dimensiones impresionantes, al parecer a la banca les sacó casi 40 millones de euros, a la banca he dicho), descubro que los "te quiero" no son patrimonio de la derecha mejor vestida, sino que se reparten con la misma alegría que los "qué grande eres" o los "macho" que también se dedican uno al otro.

Y  la verdad es que no sé si congratularme de que los varones de mediana edad hayan encontrado al fin su lado sensible y se atrevan a proclamar abiertamente sus sentimientos sin miedo a ser mal interpretados o pensar que en boca de según quien un te quiero es la mentira más rancia del mundo ¿cómo lo ves?

18 comentarios :

  1. Eso de escuchar a los demás siempre depara sorpresas. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre todo si no cuentan con la publicidad de lo hablado ;)

      Eliminar
  2. Esas palabras habrá que buscarlas en diccionarios especializados, en Bolivia es la Coba, en Chile Coa, en la Argentina Lunfardo y en España Germanía y así se interpretara esos Te quiero, en su justa dimensión.

    Besod

    ResponderEliminar
  3. Me resulta vomitivo, especialmente cuando viene de gente que imparten doctrina.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Esos sinvergüenzas ensucian esa expresión ,da asco escucharla de sus sucias y ridículas bocas.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagino que en otro contexto tendrá un significado más parejo.

      Eliminar
  5. Lo veo mal y feo este panorama...
    Tomando ejemplo de nuestro Duque empalmado. Vaya panda de machotes que tenemos!
    Besos, Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese ese punto macarra, machote de tres al cuarto el que me pone mala
      Besos

      Eliminar
  6. La euforia que producen estupefacientes como la cocaína producen esa elocuencia y ese amor tan frecuente, incluso entre machos. Se liberan neurotransmisores, el optimismo te hace más elocuente. El dinero que se roba y no se trabaja parece producir también esos efectos. Y del mismo modo se convirtió en vicio robarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se me había ocurrido, pero algo parecido debe suceder con el poder, que embota el sentido común y la prudencia

      Eliminar
  7. Yo lo veo negro, negro, por más "te quieros" que se dediquen. Si no hubiéramos tenido que rescatar a la banca me hubiera alegrado que le hubiera sacado 40 millones. ¡Con la banca hemos topado! Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no hubieramos rescatado a la banca...esa es la cuestión

      Eliminar
  8. Sospecho que ninguno de nosotros soportaría una grabación aleatoria sin sonrojo. Hablamos mal, decimos muchas bobadas, sin percatarnos de lo uno y de lo otro. Luego, la corrección política está sustituyendo los antiguos exabruptos -tipo cabronazo, joputa, picha y lindezas parejas- por una seudo ternura vacía de contenido. Finalmente, grabaciones de este tipo demuestran que la tontería no es privativa de ninguna ideología. Hay tontos para todos los gustos.
    Besos, guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda cuando te escucha quien no pensabas todo suena raro, pero qué mal gusto tienen en la elección del tono
      Besos

      Eliminar
  9. Es cuando la intimidad deja de ser morbosa, y pasa a ser cutre.

    Como decía un viejo profesor mio : "si no quieres que te tomen por idiota, no te comportes como tal".

    Es la calidad humana de nuestros dirigentes, y de nuestras élites. Cutres, rancios y ramplones.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que cogidos in fraganti todos sonamos raro, pero me molesta esta cercanía mafiosilla para nada

      Eliminar