Volver a ritmo de tango cansado

Me alejé de este espacio nacido para hablar con quien está lejos como lo haríamos ante una taza de café o un aromático gintónic, a escasos días de la campaña electoral por varios motivos y como no es este un diario íntimo y personal cerrado con su llave,  procede dar explicaciones. No porque haya asumido un compromiso que no pueda romper, nada más libre que un espacio creado a voluntad y mantenido por el mismo motivo, sino porque son muchas las palabras que nos unen através de los comentarios en los que el monólogo deviene conversación.


Hace unos veinte días, varios factores se unieron para convencerme de que lo mejor era tomar un respiro; mi hijo pequeño (siempre será el pequeño) suspendió el bachillerato, le faltaron ganas, esfuerzo y espíritu de superación y mucho me temo que también determinación y ambición, no hay más culpa que la suya y, claro, la mía, porque como cualquier malamadre me siento responsable; responsable de no haber condenado la Play al trastero, de no haber apagado la WiFi o secuestrado el móvil, de no haber impuesto el toque de queda y la disciplina marcial, responsable en suma de no haber aprobado un examen al que no me presentaba. 

Convencida de que el ejemplo, la confianza, el diálogo y el apoyo incondicional son el mejor espacio para crecer, me encuentro con esta cosecha y todo mi universo educativo se tambalea. No ha transcurrido el tiempo suficiente para analizar los hechos sin que me hierva la sangre, pero la herida supura algo menos. 

La creciente deriva hacia el pataleo continuo el análisis político de este blog ha levantado algunas fronteras que no quisiera que crecieran, al no verme capaz de mantener siempre la diferencia entre las personas concretas y los votantes de determinadas opciones cuyos motivos se me escapan, y ante la posibilidad de abrir heridas que no se puedan cerrar, decidí vivir la campaña en otros espacios. 

Como sus resultados me obligarán a pensar detenidamente antes de escribir, Ley mordaza  mediante, creo que no me costará recordar que aunque sea incapaz de comprenderlos, son la opción mayoritaria y quizás encuentre alguna vez su punto de vista. Suena estimulante.

Así que a pesar del calor, la bajada del nivel hormonal hasta mínimos insospechados y esa fuerza atractiva cada vez más poderosa que ejerce el sofá sobre mi cuerpo, estoy de regreso. A quienes seguís ahí, gracias por la paciencia, poco a poco me iré poniendo al día. 

(P.D. El libro que se alió para mantenerme más pendiente de leer que de escribir es Señales de humo. Manual de literatura para caníbales I de Rafael Reig, en unos días la reseña)

29 comentarios :

  1. Lo importante es que tu hijo se ponga a estudiar que encuentre la ilusión y las ganas. Lo demás irá viniendo, a veces necesitamos respirar fuera del espacio natural, habitual. Se feliz!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos en ello, gracias por tus buenos deseos

      Eliminar
  2. Solo dos cosas, la primera me alegra verte de nuevo y segunda, no te hagas mala sangre que te puede pasar como a mi.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Yo también me alegro de verte por aquí.
    Sin prisas,Pilar.
    Ánimo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la idea volver despacio, a otro ritmo, o al que surga.
      Un beso

      Eliminar
  4. Venga, guapísima.
    P´arriba!!

    Besos.

    ResponderEliminar

  5. Responsable de no haber “condenado”, “apagado”, “secuestrado” y aplicado un horario a tiempo… puede. ¡Quién no! Pero, como casi siempre, de errores vividos se aprende, y corrige! Al fin y al cabo es/será su vida. Y esto también su lección.

    Y no, “no ha transcurrido el tiempo suficiente para analizar los hechos...” En ninguno de los dos casos!

    “...creo que no me costará recordar que aunque sea incapaz de comprenderlos, son la opción mayoritaria y quizás encuentre alguna vez su punto de vista. Suena estimulante.”

    No creas que es tan complicado comprender y conocer su punto de vista… Bastan unas pocas palabras dichas por un comentarista no hace mucho que sentenció que éste es un país de psiquiatra. ¡Muchos votan al que se sabe que no resolverá las cosas, incluidas las de ellos mismos, para que no salga el que no les cae bien.

    Me comentaba una amiga mía, criadora de gallinas y pastora de media docena de ovejas, culta, estudiante de inglés, niña bien en su niñez, hoy en su mitad de siglo, extrovertida y dicharachera que: “he votado a Iglesias… pero en la siguiente no lo haré”. ¿Y eso? “Bueno, es que no me gusta que hayan pedido sillones y cargos desde ya...”

    ¿El valor político de cada uno más allá de la estética televisiva? Capacidades, proyectos reales y viables, determinación de cambio, y no soló nacional, sino europeo y más, supresión de limitaciones, etc., etc., etc… “¡Ah, pero es que hay de eso!”

    Cierto que no ha salido lo esperado, por ambas puntas, habrá que analizar el por qué! Pero el puzzle no está cerrado, ni mucho menos. Y la capacidad de cambio y maniobra vigente. Es cuestión de estudiar y aplicar. ¡¡Y ahí sí siguen estando!!

    Un abrazo, Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ernesto, gracias por seguir por aquí, supongo que no te falta razón. Voy meditando

      Eliminar
  6. Lo del bachillerato no es el fin del mundo. Y como dicen por ahí, la lección está aprendida. Pero yo te descargaría un poco de responsabilidad y la pondría en él. Y tú lo sabes cuando dices lo de suspender un examen al que no te presentabas. Ánimos.
    Lo del PP, no sé, me cuesta creer que tanta gente haga eso. Aún estoy frotándome mis ingenuos ojos.
    Y lo del libro estupendo. No lo he leído pero Rafael Reig me gustaba por una novela de suspense suya que leí hace un tiempo. Escritorazo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que el libro te gusta.
      Gracias por el abrazo.

      Eliminar
  7. Me alegra tenerte de nuevo de vuelta.

    ResponderEliminar
  8. Es una alegría volverte a leer.

    Que un adolescente recupere la motivación en sus estudios, no es tarea nada fácil. Y supongo que no tendrá un solo motivo, habrá varios. Es cuestión de que cuando baje la temperatura de tu enfado, puedas sentarte a hablar con el con sosiego y averiguar que es lo que ha pasado exactamente.

    Y con respecto al panorama político, llegar a la conclusión de que en algunas ocasiones, el pueblo soberano vota mas con las tripas que con la cabeza. No se si estas al corriente de lo que está sucediendo en Inglaterra desde el viernes pasado, pero hay mas de uno que ya se arrepiente de lo que votó en le referéndum.

    Es lo que sucede cuando falta información veraz y se manipula a los votantes con campañas plagadas de mentiras y de medias verdades, por no hablar de cuando se recurre al miedo.

    Te deseo ánimos, mucha paciencia e inspiración en este largo verano.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por venir. Poco a poco, creo que la realidad política merece un análisis reposado.
      Un beso

      Eliminar
  9. Por si te sirve de consuelo mi querida PILAR, aprobar bachillerato o lo que sea que nuestros hijos aprueben no es siempre garantía de que dentro de ellos todo está como debiera estar, es más, a veces aprenden más ellos y nosotras con un buen suspenso o caída del tipo que sea a tiempo, que si aparentemente desde fuera todo va sobre ruedas y es dentro de ellos donde el pozo se hace insondable y te digo esto porque en el polo contrario a como estás tú, seguramente por excederse en el nivel de exigencia y no aproximarse demasiado a su hija que parecía funcionar sola de maravilla, una madre me contaba ayer en el juzgado que su hija, con un expediente brillantísimo, había caído en una anorexia nerviosa acompañada de depresión que la tenía absolutamente postrada y a su madre muerta de angustia .. así que ánimo cielo, piensa que tu hijo está sano y que hincando los codos y contigo a su lado saldrá adelante sin ninguna duda. Creo que las madres debemos recordar que somos como el resto de los mortales, llegamos hasta donde llegamos ... ni un centímetro más allá ;)

    Del asunto de la política yo estoy ta perpleja como tú y como casi todos ...nadie sabe ya qué pensar sobre nada, lo que está claro es que los cambios nos aterran y que nada debe estar tan mal como a veces parece cuando tanta gente sigue queriendo que todo siga exactamente igual ;)


    Un beso brande y bienvenida de vuelta a tu casa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu consejo, mucho tengo que meditar, sobre lo familiar y sobre lo social.
      Un beso

      Eliminar
  10. Todos por arriba tienen un poco de razón
    pero que el churumbel la pifie
    se diga lo que se diga
    jode un mogollón
    así que cabreate un rato
    que siempre viene bien.
    Pero suspender, suspende él
    no tú.

    La política
    por mucho que nos empeñemos es incompatible
    con los blogs.
    Los blogs no entienden la ironía
    ni el tono de voz,
    así que lo más facil es cagarla
    y quedar mal
    con alguien con el que probablemente
    tampñoco discrepes tanto,
    O sí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la empatía ;)
      Creo que debemos ser capaces de superar el enfrentamiento personal y abordar cualquier tema desde el respeto, no hay otro modo salvo vivir en bloques y eso no puede ser sano.
      Un beso

      Eliminar
  11. Se te puede perdonar, te mantuvo presa -en parte, por lo que explicas- un libro, y eso siempre es una buena razón para descansar la pluma.

    ResponderEliminar