, ,

La furia

Guerra de Tuits
En estos días de silencio bloggero elevé mi participación en Twitter al calor del fragor de la batalla electoral, una expresión que siempre me pareció exagerada pero que tras esta última campaña creo que, al menos en las redes, se queda corta.

Lamentablemente no puedo responsabilizar al obligado ejercicio de concreción a que obligan los 140 caracteres de la violencia que supura, porque para decir barbaridades a la mayoría les sobra espacio, así he podido deleitarme con respuestas a mis opiniones políticas directamente dirigidas a la talla de mi ropa interior o la falta de asimetría de mi rostro.

Es curioso como no entendemos apoyar una opción si no es acompañada del deseo no ya de vencer sino de aniquilar al otro, cómo perdonamos los errores si son de los míos y escrutamos con obsesión la afirmación del otro buscando un resquicio desde el que arrancarle la piel a tiras. Bandos, facciones, francotiradores enraizando una lucha intestina mientras más a la izquierda del espectro te sitúes, mientras en los pagos de la derecha se justifica todo en clave más vale esto que lo que podría venir, cuando no en la seguridad que proporciona saber sin duda alguna que "dios" está de tu parte.

Y esta es, se supone, la parte de la población más informada, conectada, o abierta a la diversidad. Me espeluza imaginar lo que se cuece en el silencio callado de los parques, las plazas de los pequeños pueblos, las partidas de dominó, los rosarios o las clases de bolillos, donde la falta de munición nueva debe ser sustituida por el recuerdo de una historia sin saldar.

21 comentarios :

  1. ¿Me estas diciendo que te han faltado al respeto? Dime quien es que le voy a dar una paliza dialéctica. Aunque de estas puedes darlas tu también (y mejor) y de las otras no porque nos ponemos a su nivel. El nivel de la calle es igual de bajo pero ya no pienso que es cosa de España. Desde que oigo ciertas cosas de mis admirados ingleses ya veo que la intolerancia y el fascismo se cuece en todos lados. Como sigan recortando en educación esto va a ser "invivible". Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que son cosas que pasan, aunque creas estar siendo respetuosa con las ideas de los demás hay quien no entiende la diferencia entre debatir y atacar, y hay quien careciendo de argumentos tira por lo sencillo.
      Ha sido desagradable, ciertamente, pero me ha servido para meditar sobre muchas cosas, entre otras lo "valientes" que somos tras un perfil virtual.
      No sé si es fascismo, porque empiezo a pensar que las viejas etiquetas son eso, viejas, pero desde luego es sucio y tiene un amplio margen de empeoramiento.
      Besos

      Eliminar
  2. Es muy descorazonador lo que cuentas y lo que cada cual puede comprobar a diario. Pero no deberíamos prestar tanta atención a estos "marginales" = que buscan los márgenes de todo en la vida, sino tratar de enlazar con quienes apuestan por una visión más positiva de uno mismo, del prójimo y de lo que acontece y nos acontece.
    Besos, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, quiero pensar que son los menos, pero manifiestan una actitud peligrosa no tanto por el daño que causan sino por el miedo que inoculan, miedo a decir lo que piensas, miedo a defender con calama y argumentos tu postura, miedo a salirte de la generalidad silenciosa.
      Aunque como bien sabes mi deuda con lo virtual es enorme, y el balance tremendamente positivo.

      Eliminar
  3. Y si sólo fuera en política, querida Pilar, pero creo que lamentablemente es algo inherente a quienes por falta de argumentos tienden a disparar a todo lo que se menea sin tino alguno por falta de cerebro.
    Un beso, preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, en todos los campos parece pasar lo mismo y no parecemos capaces de contrarestar esta postura de violencia ciega, no sé porqué pero leyendo a según quien hasta percibo el olor a libros quemados.
      Un beso

      Eliminar
  4. En el fondo, los foros electrónicos se comportan como las tertulias del bar de la esquina, y quizás aún peór, porque hay una falsa sensación de impunidad en ellos, dado que no mostramos nuestra cara.

    Y si las tertulias de bar ya son venenosas de por si, las electrónicas son ya tóxicas directamente.

    Discrepo de tí, no son gente verdaderamente informada. Porque leer cuatro titulares de periódicos resumidos en una edición digital no es información, es como leer un periódico sensacionalista.

    Para poder tener una opinion ponderada, hay que estas bien informado, y aquí, nos quedamos con cuatro titulares sin digerir la información de fondo.

    Dejo aquí el concepto de "analfabeto digital". ¿ Quienes son?, pues aquellos que responden que algo es cierto porque lo han leído en internet.

    Hay muchos mas de lo que parece.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que creo que en la conversación del bar (llamar tertulia a según qué me parece regalar flores a quienes no las pueden apreciar) la gente se corta más, aunque siempre está el que abusa e insulta seguro que de puede achantarte con sus groserías, pero tras el burladero digital, estos seres se sienten más valientes y seguros de que su escupitajo no tendrá consecuencias.
      Ya sé que hay una nueva versión del "informao" que se hace con dos titulares y media tertulia radiofónica pero sin duda las herramientas informáticas nos permienten, si queremos obtener más información que nunca y me consta que somos muchos quienes nos esforzamos, ¿minoría? quizás, pero quienes no han salido de TVE, Tele5 (por no hablar de 13TV)creen vivir en un mundo que no existe y carecen de medios para el contraste.
      Besos

      Eliminar
  5. Hay que ser valiente con la que cae, de hablar de ciertos temas...
    Bravo por ti.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creas, no tengo madera de heroína, solo creo que si nos callan, ya han vencido.
      besos

      Eliminar
  6. Precisamente vengo de escribir sobre este tema en mi blog. No hace falta escudarse en el anonimato virtual para decir verdaderas burradas; hay quien siendo incluso famosillo (como el cantante Francisco), insulta de una forma que asusta, a alguien con quien no está de acuerdo políticamente (Mónica Oltra). Si tienes un rato pásate por mi casa y verás de qué hablo.

    Es demencial cómo se disparan algunos para quienes el "o estás conmigo o contra mí" es casi una cuestión de lo que tú dices: de aniquilamiento al enemigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa sensaciónd de impunidad curiosamente parecen apreciarla mejor los de un lado, siempre el mismo.
      Paso a saludarte

      Eliminar
  7. Este es un país cainita.

    Si no estuviéramos en la Unión Europea ya habría pasado algo gordo otra vez.

    No nos podemos ni ver.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero mira que estoy convencida que casi todo se puede razonar y lo que nos separa es realmente poco, por mucho que interesadamente se difunda lo contrario.
      Un beso

      Eliminar
  8. Se habla igual que se escribe, las tertulias son como los tweets, cada uno dice lo que le pareces esperando que al otro le parezca inteligente, pero no, no estamos bien informados, la mayoría se cree lo que dice la tele, y nadie, casi compara noticias. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la razón, por eso quizás creo que hay que hablar más, dialogar más y no siempre con quien piensa igual sino con el que a priori parece "el otro"
      Un beso

      Eliminar
  9. Leí las palabras que comenta Chesana,las de Francisco sobre Mónica Oltra.
    Me parecieron vomitivas.
    Un ejemplo de barbaridad como los que nos cuentas.
    Así estamos en este país...

    Besos,Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo peor es que no parece tener consecuencias, que casi casi se excusa con frases como "en la forma no estoy de acuerdo, pero en el fondo..."
      Mal vamos, sin duda

      Un beso

      Eliminar
  10. Los Inda y los Marhuenda de turno están en todos partes, especialmente desde que estos dos ¿señores? y algún otro similar se muestran en esos "platós de gallinas". La televisión, como caja de resonancia que es, lo difunde por todo el país, de ahí surge en los pequeños, medianos y grandes pueblos y ciudades otros imitadores que actúan de igual manera o peor, cuando se pone la semilla puede salir cualquier cosa, estos personajes son una vergüenza para la televisión y para el país, luego los mismos nos piden moderación, menuda desfachatez.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate que comparto la idea de mantener espacios de debate con personas de diferentes afinidades, porque cuando son todos del mismo lado, sea el que sea, no hay debate, pero creo que si no se ponen límites, es una sucia lucha en el barro que pierde quien no se rebaja.
      Sobre Inda lo cierto es que no comprendo como alguien a quien parece probado que se le usa para fabricar y difundir mentiras desde las cloacas del estado se le siga dando trato de periodista, ha dejado de ver más de un programa si aparece, creo que hay un límite y con él se cruza.
      Un saludo

      Eliminar
  11. En Twitter se cuece muchísima mierda, es como el almacén de los maleducados, o algo así. En tan pocos carácteres no da para escribir nada y además allí solo se encuentran idiotas.
    Por esas razones me borré la cuenta. Prefiero otros lugares para conectar con gente, leerla y empatizar (como por ejemplo 'Blogspot').

    ¡UN SALUDO!
    www.undiariopersonalmas.blogspot.com

    ResponderEliminar