, ,

Peldaño a peldaño

Mariano Rajoy "El estafermo"
Hace tiempo una amiga afirmaba que Rajoy era el gallego del chiste, ése que en una escalera no sabes si sube o baja. En base a la acumulación de declaraciones imposibles, mi santo afirma que ni siquiera hay escalera. Después de escuchar su rueda de prensa de ayer tras la reunión de su partido para quiénsabequé, tengo claro que él es la escalera, ese espacio que no es tal, sino el tránsito entre otros dos lugares, ese instrumento que te permite subir o bajar, venir o marcharte pero que puede convertirse en lugar de residencia para quien parece carecer de rumbo, porque es el único destino.


Incapaz de atisbar cómo se resolverá la cuestión, asisto entre alucinada, divertida e indignada al despliegue de estrategias dilatorias a cargo de quien defiende sin sonrojarse que España, necesita con urgencia un gobierno, cómo si diese igual quien lo conforma o lo que es peor, para qué.

Al parecer ya no importan el desempleo, la precariedad, la desigualdad, la miseria, las miles de familias sin ingresos, las interminables listas de espera en sanidad o dependencia, la vuelta a la más rancia ideología conservadora en la educación, la venta de todo lo público que pueda convertirse en negocio privado, el desmantelamiento del Estado salvo en su facción represora, la permanente falsedad y manipulación de los medios de comunicación de todos  (quien viese ayer el Telediario de TVE no sabrá que Rajoy volvió a mentir con absoluta desfachatez), el incremento de la deuda pública gracias al rescate bancario, la injustificable violación de los derechos humanos en la persona de los refugiados, el negocio de quemar el monte para hacer negocio, las mordidas y sobresueldos, la financiación ilegal, el abuso de poder… sólo que Mariano Rajoy siga siendo Presidente del Gobierno. Una escalera directa al infierno.

14 comentarios :

  1. Ya nos lo contó Sartre: El infierno son los otros. Aquí, Rajoy y los suyos. Los suyos, lo suyo...
    ¡Qué país, Miquelarena!
    Besos, nena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rajoy y los suyos del séptimo círculo en adelante.
      Un beso

      Eliminar
  2. Si Rajoy es un chiste, Ribera es un asco. Sanchez e Iglesias unos acomplejados.
    Y pensar que está clase de políticos se han adueñado de muchos gobiernos en el mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues al parecer no somos capaces de producir mejores líderes, tendríamos que meditar sobre ello.
      Un saludo

      Eliminar
  3. Yo, ya solo se una cosa que soy un gilipollas, al menos por eso me toman, desgraciadamente me tengo que conformar con "mal de muchos consuelo de tontos", es decir soy gilipollas y tonto, sigamos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni caso, no es cierto por mucho que manipulen y retuerzan la realidad, no somos lo que creen, algo más que un poco cobardes, sí, pero esa es otra historia.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Y lo malo es que Rajoy es el capitán del resto, porque ahí los tienes, a todos, mirando lo que hace y deshace sin que nadie le ponga coto. Y por si no se me entiende bien: los otros son los demás, los contrarios, los que tampoco se sonrojan porque lo único que les interesa es ver cómo se estrella (eso piensan ellos) para ponerse ellos. Y los demás, nosotros, mirando.

    Un abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que buscan que nos olvidemos, que nos cansemos, que nos basten sus mentiras y simplezas para seguir usando el poder para los suyos, a costa de lo que sea, al modo del dueño de la gallina de los huevos de oro.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Qué decir...ya lo has dicho tu muy bien.
    Un horror.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que promete seguir dando para el comentario y la indignación.
      Veremos en que queda.
      un beso

      Eliminar
  6. Lo que me hiela la sangre es que un monstruo así haya llegado a presidente.
    Es de terror...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que tiene la suerte de que ante el poder nadie se arriesga a moverse, por aquello de la foto y/o la mamandurria de turno, otra cosa será si lo pierden, claro que para eso otros tendrían que pensar en el bien de todos antes de el de su partido o su persona y eso, en fin...

      Un beso

      Eliminar
  7. Llevo tiempo diciendolo : Mariano Rajoy es la prueba de que en España un mediocre ( por no decir algo mas malsonante ) puede llegar a lo mas alto solamente estando en el lugar y el momento adecuados.

    Y es además la prueba palpable de que nuestros políticos ( de cualquier formación o ideario ) están completamente desconectados de la realidad, sin que les preocupe lo más mínimo, y solo piensan en LO SUYO.

    También me cuesta creer que vayan los PePeros a respetar su presunto acuerdo con Ciudadanos, sobre todo en lo concerniente a la corrupción ( acabaría al mitad del partido inhabilitado ) y a las reformas del Poder Judicial ( ¿ van a renunciar a controlar la justicia en estos momentos ? ).

    Pero ni es culpa de ellos solamente, en la transición renunciamos a tener el mas mínimo control sobre ellos, salvo votarles cada tanto. Y cuando no existe herramientas de control, suceden desastres como este.

    25 de Diciembre, ¡¡ Fum, fum, fum !!.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que nunca es mal momento para meditar porqué dejamos que sean mediocres, grises hombres y mujeres los que se hagan cargo del destino del país, porqué no dan un paso adelante otras personas sin duda más capacitadas. Es cierto que el aroma a lodazal de los partidos no resulta grato, pero si no cambiamos las cosas, si no somos una pizca más valientes, poca excusa tendremos para explicar a nuestros hijos porqué se perdió todo en la cuenta corriente de una legión de corruptos.
      Un abrazo
      Y si la duda es Rajoy o papeletas con turrón, ni lo dudes, a votar!

      Eliminar