, , , , , ,

Sin dilema


Una, me atrevería a calificar de peligrosa, mayoría de medios de comunicación y opinadores profesionales, parecen haberse puesto de acuerdo en que nos encontramos ante un dilema: 

“O gobiernan Mariano Rajoy y sus secuaces, 
o votamos por Navidad” 


Al parecer que la mayoría de quienes se acercaron a las urnas optaran por otro candidato, no tiene relevancia, que se trate de un partido bañado en corrupción, imputado por financiación ilegal, en el que parece ser lo habitual recibir regalos, prebendas y dinero contante y sonante, de futuros contratistas de diferentes administraciones (los empresarios nada ponen realmente de estas mordidas que salen de los artificiales incrementos de precio de los contratos) y se considera normal y razonable optimizar fiscalmente los ingresos (ocultando bienes al fisco, parapetándose tras familiares y empresas o llevándoselo directamente a Suiza o Andorra), que se trate del directo responsable de los recortes más salvajes y crueles que han sufrido los servicios públicos y de la mayor merma en derechos y libertades básicos desde que terminó la dictadura, mientras dispara la deuda pública y dilapida la hucha de las pensiones, no tiene importancia alguna. 

Como si de un mantra místico y poderoso se tratase, se nos recuerda que necesitamos un gobierno, al parecer tenemos una tremenda prisa en darle otro tajo a la sanidad pública, precarizar más el mercado de trabajo, volver a subir el precio de la luz, eliminar más asignaturas que solo sirven para pensar, abandonar más dependientes, empujar al extranjero a más jóvenes formados, multiplicar las tasas de los másteres para que entendamos que el futuro es un país de camareros, seguir protegiendo a la banca, vender lo que nos quede y mantener, con pólvora del rey, bien engrasadas las opiniones y voluntades de quienes deben alimentar, día a día, el discurso único de yo o el caos

Al parecer tenemos una prisa loca por recordarles a los que cayeron en los primeros embates de la estafa que si no triunfan es porque no quieren, que todos podemos ser emprendedores, que tener casa está muy sobrevalorado, que si no entiendes al trilero del banco o la caja es culpa tuya, que calladitos estamos más guapos, que las cosas son como son y la gente de bien lo sabe, que más valen tres euros la hora que nada y que hay que ser español y mucho español, aplaudir a Bertín, ovacionar a los toreros sin ponerse la minifalda, seguir de cerca a las Campos y no meterse en política. 

Pero no es cierto, otras mayorías son posibles, por mucho que se empeñen en sobredimensionar las diferencias y las dificultades, no hay nudo que no pueda ser cortado, salvo que la puñalada al 135, siga sujetando voluntades.

20 comentarios :

  1. Pero que bien se vive de vacaciones. Sin el agobio de las noticias por la mañana un vistazo al periódico y punto final. Feliz martes y abrazos

    ResponderEliminar
  2. Coincidimos en todo, incluso en la frase "yo o el caos".

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que la cosa es tan obvia que no cabe disimularla.
      Un saludo

      Eliminar
  3. querida pilar, cuanta razón tienes! no te puedo ni poner ni quitar una coma...
    lo que sí te diré (y creo que ya te lo he dicho alguna vez) es que me voy de aquí reconfortada... así que gracias y muchos besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si nos reconfortamos los unos a los otros, no está mal.
      Un beso

      Eliminar
  4. Muchos coincidimos contigo, Pilar, y lo tenemos muy claro; que todo este sistema ha sido una estafa. Pero....¿Hay alguien que pueda arreglar este entuerto? Parece ser que los políticos, ná de ná. Nadie quiere dejar el sillón aunque sea en precario y nosotros a seguir tragando quina. Al pueblo le falta coraje, huevos, cojones o como le quieras llamar.

    Besos, Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos falta ver la realidad tal y como es y asumir las consecuencias de nuestros actos o nuestras desidias, curiosamente nos hemos adaptado a un sistema que en teoría se compromete a velar por nosotros (marco de derechos,libertades y servicios públicos a cambio de orden e impuestos) y consentimos que rompan el pacto mientras nos quedamos quietos. Lo pagaremos, no me cabe duda
      Un beso

      Eliminar
  5. Estoy seguro que no debe ser fácil cambiar los supuestos para negociar cuando se llevan tantos años a base de mayorías absolutas y, por tanto, sin tener que contar con la opinión de nadie porque con mis votos han bastado. Pero esto se ha acabado. No habrá manera de seguir en esa dirección y con más o' menos gana habrá que aprender a ceder para evitar el atasco. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ceder es posible cuando hay un marco común, una base en la que estamos de acuerdo, cuando uno ve la realidad en blanco y otro en negro, no sé si es posible. Y muy listos no parecemos,
      Un beso

      Eliminar
  6. Todo lo que dices es cierto, excepto, a mi manera de ver, que haya otra mayoría posible. Como se vio en el momento de elegir a la presidenta del Congreso, el Congreso que salió de las urnas el 26 de junio es conservador, la izquierda no tiene mayoría. Excepto que se considere de izquierda a los nacionalistas catalanes -corrompidos hasta el fundador- y vascos. El nacionalismo nunca es de izquierda, puede ser civilizado pero no es progresista. Ninguno.
    Lo terrible del resultado electoral no es el reparto que hace casi imposible formar gobierno sino que millones de españoles voten al partido que ha desmontado el estado de bienestar en beneficio de los suyos, al partido que los ha llevado a un callejón sin salida, los esquilma, los roba y les miente. Ese es para mí un misterio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás solo la historia sea capaz de explicar como confluyeron poderes fácticos, realidades y miedos para apuntalar al verdugo, o quizás sólo sea preciso releer nuestra historia.
      El nacionalismo no es de izquierda, de acuerdo, pero quizás la dinámica federalista pueda propiciar extraños compañeros de viaje, quizás si se determinan con cuidado las etapas del mismo.
      Aunque también puede pedirse al salvador de la patria que se abstenga, (no te rías mucho)
      Besos

      Eliminar
  7. Ya parten de una premisa falsa al proclamarse "el partido que ha ganado las elecciones".

    Rotundamente falso, son la lista mas votada, pero que no ha alcanzado ni siquiera la mayoría simple. Pero hacen valer las técnicas de propaganda de Goebbels ( una mentira repetida hasta la saciedad acaba siendo una verdad ) sin que nadie en la oposición haga una declaración clara para rebatir sus argumentos sesgados.

    La mayoria de loo electores han votado a otros partidos, y la obligación democrática de los PePeros es negociar un gobierno estable o de coalición en alianza que les permita sumir una mayoria parlamentaria.

    Pero claro, eso supone negociar y ceder, renunciando a su programa de latrocinio y robo, ¡¡ huy !!, perdón, quería decir su programa de gobierno.

    Lo que quieren es un cheque en blanco para seguir gobernando vergonzosamente a golpe de decreto-ley.

    Por mi, como si hay que ir a votar el dia de Navidad.

    ¡¡ Esta noche es nochebuena y mañana navidad,
    no te entrompes demasiado que mañana hay que votaaaarrr !!.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no tengo problemas en acudir de nuevo a las urnas, no será por aburrimiento o cansancio como Rajoy y su banda, me tumben.
      Un beso

      Eliminar
  8. Exacto. Se nos indica de manera poco sutil que necesitamos gobierno pero luego analizas el por qué y resulta que nos piden recortes y estos no se pueden hacer de manera meramente administrativa. Que al parecer el gobierno es más necesario para Merkel y sus secuaces que para los propios españoles. Luego palían esta reflexión diciendo que hay que aprobar presupuestos y eso es por nuestro bien. En cualquier caso las elecciones de Navidad solo traerían ya una participación bajísima (y desencantada) y no sé yo si una solución. Está claro que ahora tenemos cuatro Españas y a este paso serán seis o siete. Cada día sigo menos este hilo argumental de la política por aburrido. Cuando se decidan que me avisen. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy contigo en que la reiteración de los discursos y los argumentos vacíos nos alejan del día a día informativo (a cualquier cosa le llamamos ahora información), así como en que no hay una salida sencilla, creo que estamos ante un régimen que muere y otro que aún no ha nacido, lo que me preocupa es que nos confiamos en que lo nuevo solo puede ser mejor.
      Un beso

      Eliminar
  9. Que hartura de todo esto.
    Yo solo pienso en mi gran torpeza claro, que si no se ponen de acuerdo ellos, como van a poner un país en condiciones?...
    Vamos en navidad a votar y como leí en un chiste no hace mucho...
    A ver si borrachos y resacosos, se saca algo en claro.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ellos no se ponen de acuerdo porque si tú quieres que aporte más quien más tiene para mantener una sanidad pública y el otro que se bajen los impuestos y que quien necesite la sanidad que se la pague, no hay espacio común. Y así con todo o casi todo, son diferencias irreconciliables y además quien está en la silla, no quiere abandonarla, en fin, que en Navidad podemos usar la propaganda electoral como confetti ;)
      Un beso

      Eliminar
  10. Yo en las segundas, ya no acudí a la urnas, y si hay otras haré lo mismo. Y encima me pillará trabajando. Así que se vayan todos a la mierda. Ya está bien de reírse del personal. Además sí hay otras elecciones vuelve a ganar el PP, porque somos un país de gilipollas.

    Besos Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafa yo creo, que quedarse en casa solo alimenta al PP, así que ya sea en Navidad, Año Nuevo o Reyes yo iré a votar (a otro, siempre a otro) mientras me dejen que no sé yo si será siempre.
      Un beso

      Eliminar