, , , , , , ,

A vueltas con los anuncios

En estos días de #VueltaAlCole se ha desencadenado una tormenta contra El Corte Inglés, la que no se desató al conocerse que lleva cinco años sin pagar impuestos en España ha llegado de la mano de la publicidad. De nuevo esas pequeñas peliculitas con las que tratan de convencernos de lo mucho que mejorará nuestra vida si compramos algo, han agitado las aguas y asociaciones de radicales ultracatólicos andan recogiendo firmas en Hazte Oír contra el anuncio en el que una pareja de padres se pelea con forros y libros. 

A su juicio lo hacen tan mal que parecen a punto de destruir la familia.




Sobre este otro aún no han dicho nada y mira que tiene delito ¿eh?



Mientras en Change.org hay una campaña para su mantenimiento. Y lo mejor es que cuando desaparezcan los anuncios no sabremos a qué es debido, si al miedo a una campaña contra la marca o a que simplemente ha caducado.

11 comentarios :

  1. Lo de los últracatólicos ya se puede esperar, para ellos solo es familia si hay hombre, mujer y además son católicos, lo demás es el averno. En cuanto a lo del Corte Ingles, es solo ampliar el colectivo de personas a los que vender un poco más, en el primer vídeo a familia homoparentales en el segundo dirigido al nuevo padre que cuida a sus hijos en tanto que la madre trabaja.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Curioso que interpretes que la madre de la fan de Elsa está trabajando, ¿no puede estar en el gimnasio o vistiéndose o despertando al pequeño o durmiendo? ;-)
      Me encanta cómo vemos cada uno la realidad, yo no había pensado en ella.
      Un beso

      Eliminar
    2. Es igual a lo que se dedique la madre, la cuestión es que ya no está con "la pata quebrada y en casa", el hombre ha ocupado un nuevo rol de cuidado familiar y este tiene otro punto de vista sobre la cuestión.

      Eliminar
  2. Jajaja, que chiste el de los"ultra" que toman en cuenta un tema del Levítico y se olvidan de los demás.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se quedan con la parte que les cuadra...

      Besos

      Eliminar
    2. Se quedan con la parte que les cuadra...

      Besos

      Eliminar
  3. Cuánta tontería XD!!

    Y España por gobernar...
    Ya te digo.

    Besos, wapa.

    Ahora la de trenza que seas hombre o mujer no sale como la de la Frozen del tutorial... con lo fácil que parece, eh?
    como tampoco todas las niñas llevan uniforme para ir al cole... pero eso a la Iglesia y ultracatólicos no les ha molestado nunca.
    Todo tiene su público, pero lo que les molesta a los de siempre es lo de siempre: el derecho a la diferencia, la libertad sexual de cada uno... y... ya sabes.
    No dejar vivir.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, han descubierto que el sector gay de la sociedad es un buen nicho de potenciales consumidores, y hay que hacerles también un guiño. Y no van desencaminados. Barcelona es una ciudad liberal con tradición de "cultura" gay, y hay todo un segmento de comercio y servicios orientados al colectivo.

    Aunque pueda sonar extraño, son muy conservadores en cuanto a estructura familiar e ideologías. Y con bastante poder adquisitivo, que es lo que en el fondo importa.

    Los ultras ya pueden ir cantando misa. . .

    Los del Corte no dan puntada sin hilo.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  5. La publicidad no tiene más principios que los de los resultados económicos y el peligro de que sean bajos. Las marcas sólo tienen un objetivo que es una buena campaña que incentive a comprar sus productos. El Corte Inglés estudiará con quien le va mejor estar a buenas, si homosexuales o ultracatólicos, y ya decidirá. Apuesto también por los gays. Lo ultra está perdiendo. Lo otro se mantiene como siempre. Escondido o no es abundante. Besos

    ResponderEliminar
  6. Qué cosas... mentes y público para todo.
    En fin.

    Besos.

    ResponderEliminar