, , , ,

La historia contada por ellos

Supersticiones
A punto de asistir al desenlace de la aventura de darle la suelta al menor de mis hijos con tres meses de retraso sobre el calendario previsto, tengo ya los dedos morados de tanto cruzarlos, el bolsillo ligero de encender velas a santos milagreros y lo reconozco, me he vuelto presa fácil de cualquier mancia, como sumar los números de las matrículas para adivinar la nota del examen que aún no ha hecho o detectar señales en todo lo que me rodea.


fascículos
Y en estas andaba cuando tropecé con uno de los tópicos de septiembre; los fascículos, en este caso la Aventura de la Historia de Famobil. Esta concatenación astral, este dos en uno solo puede significar que todo va a ir bien, porque son desde la infancia el juguete favorito de los herederos e Historia es el universitario puerto al que dirige sus naves el pequeño, seguro que es una señal. Con el enorme blister y una sonrisa boba, me marché a casa a desvelar a los míos el significado oculto de las entrañas del kiosco. 

Sin mujeres NO hay historiaConvertido el pequeño caballero negro en el amuleto perfecto, me dispuse a hojear la colección, sin albergar intención de completarla (ya hace años que agrupados por familias; indios, vaqueros, bomberos, granjeros, policías, piratas, caballeros… depositamos el contenido del baúl familiar en la sede de una ONG para poner una pizca de ilusión en la Navidad de quien tiene menos) con la curiosidad de saber quienes son desde la perspectiva de una fábrica de juguetes los rostros más relevantes de la historia y sorprendida al descubrir que no hay entre las figuritas de la colección mujer alguna. 

Propuesta de mujeres para la historia de Playmobil
Y no hablo de que no aparezcan personajes como Cleopatra, Hipatia de Alejandría, Isabel la Católica, Juana de Arco, Marie Curie,  la reina Victoria, Virginia Woolf, ni Pocahontas, Mata Hari o Juanita Calamidad, es que no se ha incluído a ninguna mujer ataviada con las prendas propias de la época en cuestión, del modo que aparecen el genérico soldado de varias civilizaciones, el indio, el científico, el director de cine o el tenista.

Cleopatra está
¿Cómo puede ser, si en nuestra propia colección teníamos indias, doctoras, princesas, ciclistas, isleñas, taberneras… siempre me hizo gracia el vuelo de la falda de plástico que permitía los limitados movimientos de las primeras figuras femenibnas o la intercambiabilidad de cabezas, cabelleras y cuerpos que dieron lugar a más de un franquestein?

Repaso la información del folleto y caigo en la cuenta que la promotora de esta Aventura es la Editorial Planeta DeAgostini, responsable de contarles de forma amena a nuestra infancia, atraída por los muñecos, que desde las Cuevas de Altamira a la conquista del espacio, no ha habido mujer de relevancia alguna

Así que no me ha sorprendido la polémica en las redes, cuando otras, mucho más activas y reivindicativas que yo (incluso se ha creado una petición en la plataforma Change.org) se han ido manifestando y sí la excusa de Planeta DeAgostini, alegando que en el texto aparecen salen mujeres y culpabilizando al fabricante de juguetes de la sonada ausencia. 

Cuidado paritarioQué forma tan burda de seguir defendiendo una visión del mundo que desea mantener a las mujeres en la doméstica sombra, harían bien los de Famobil en repensarse esta colaboración que sólo les perjudica, cuando sus figuritas son desde hace años una gran opción para el juego de niñas y niños y donde se puede apreciar el esfuerzo por incorporar opciones más allá de los roles tradicionales. 

Las ventas de navidad no están tan lejos, y aunque a los mayores Papá Noel nos deje nuevas elecciones con pleno de varones en el cartel(*), aún somos muchas las que le ayudamos con sus compras.

*¿estamos dispuestos a tripitir este menú, que no conseguimos digerir?

24 comentarios :

  1. ¡¡Como recuerdo los dichosos pelos, armas, barcas, cuchillos de los indios, petos........!!
    Y claro está, me he reido un rato, pero no con la segunda parte.
    Ya pasó la hora, desde hace mucho tiempo, de que "estos roles" hubiesen cambiado...
    Pero realmente hacen falta más generaciones. Pena que no lo podré ver.
    Ojalá tú lo logres. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mal pintaba el reinado de Witiza el chico, que se decía en casa...

      Besos

      Eliminar
  2. No sabia de su reposición y por ende de la falta de féminas, nunca acabaremos con estas diferencias si hasta los juguetes se levantan en contra nuestra. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que debemos ser conscientes de que no se trata de una "manía" de una pesadez de unas pocas locas aburridas, sino de una realidad que nos rodea hasta tal punto que cuesta darse cuenta.
      Un saludo

      Eliminar
  3. Que Planeta le eche la culpa a Famobil de la ausencia de mujeres en la colección es una absoluta mentira. El fabricante suministra exactamente lo que su cliente ( Planeta ) le ha encargado. La idea y la dirección de esta colección es exclusivamente de la editorial.

    Y de Planeta no me extraña nada, no son precisamente gente de mentalidad abierta y progresista, aunque lo disimulan bastante bién.

    Suerte, y que todos los santos, los augurios, los posos de té y la cábala te sean favorables y todo llegue a buen fín.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Demasiado de lo que nos rodea es como esta colección, si no te paras y lo piensas no ves que falta la mitad.
      Y sobre la suerte, no fue suficiente, aunque nunca se sabe que camino te llevará a tu destino ¿verdad?
      Un beso

      Eliminar
  4. Si ya en los mismos libros de historia que se les da a los estudiantes, la mujer no tiene ningún tipo de relevancia salvo para cuidar a los hijos ¿que podemos esperar de cualquier juego?, me temo que hay que empezar desde el principio, desde el parvulario e incluso más allá, desde la casa cuando el niño y la niña empiezan a dar los primeros pasos y se les comienza a hablar, tampoco culpabilicemos de todos los males a un emporio de comunicación por muy carca que sea, ellos cumplen una premisa, vender y quien compra son los padres y estos no se cuestionan en su mayoría quien es quien en la historia.

    La propuesta de Change.org me parece bien, es un modo de visibilizar, para hay que ir más allá.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la razón, pero quizás el problema empiece en no ser conscientes de que la realidad que damos por normal es tan solo la mitad de la misma. Hay que tener los ojos siempre abiertos para verlo y eso cansa, agota...

      Un saludo

      Eliminar
  5. No entiendo. Desde niños nos enseñaron que a las mujeres hay que cuidarlas y protegerlas, entonces, ¿cómo un niño va a mandar a que la muñequita luche contra el dragón o contra el indio salvaje?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate que creo que todo empieza con ese cuento de niños...

      Un saludo

      Eliminar
  6. Si la campaña es lo suficientemente visible cambiarán de parecer. Tócales el bolsillo o la posibilidad de tener pérdidas y el machismo se les cura antes. Pero tienen que ser varias campañas. Yo esto no lo había leído. Necesita algún telediario.
    P.D. Sobre las supersticiones beneficiosas para soportar tus miedos actuales ya hablaremos a toro pasado. Aunque más más de uno-a hemos caído en eso.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que las campañas impulsarán algún ajuste, pero ya veremos.
      Y sobre las supersticiones, qué decir salvo que no será la magia la que ponga al heredero en la facultad este año, ¿quien sabe, quizás sea lo mejor?
      Un beso

      Eliminar
  7. Si me hubieran contado la "trilogía" hace tiempo habría dicho que eso era un cuento de niños.
    Pena país.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El que tenemos, aunque me resisto a pensar que el que merecemos.
      Un beso Sergio DS encantada de tenerte un ratito por aquí.

      Eliminar
  8. Lo del Famobil no es de mi época (soy muuuucho más joven...). Lo de Planeta es simplemente un símil de lo que es mucha de la sociedad actual, no nos engañemos; que la gente, en general, es tan machista como lo eran nuestros abuelos y sólo hay que rascar un poco en la calle. Y mujeres con edades que no llegan ni a los cuarenta, cuando hablan en la intimidad (como Aznar), dan hasta miedo y lo digo muy en serio.

    No ha cambiado tanto la cosa.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo el miedo, no eres la única que lo siente, jovencita ;)

      Eliminar
  9. Este grupo del que usted habla, que diría el líder carismático, es el dueño de un emporio de medios de comunicación, entre otros, Antena 3, la Sexta, La Razón, Onda Cero... Medios de comunicación que repetirán el modelo macho man, que es el que es parece adecuado para encontrarnos con escenas como la que pudimos "disfrutar" ayer: la apertura del año judicial con la testosterona a tope, a pesar de que más de la mitad de jueces son mujeres. Lo tienen todo previsto, atado y bien atado. Este es el momento en que me veo obligada de cerrar el comentario para no disparatar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No disparatas, lo raro es que sigamos aquí sentadas comentando jugada como si alguna vez esto se fuese a arreglar solo.

      Un beso

      Eliminar
  10. Parece que este tema ya no tiene remedio. Vamos un pasito pa lante, María, y dos pasitos patrás...

    Besos, Piluca.

    ResponderEliminar
  11. Además de machista recalcitrante,
    el asunto es enseñar historia (mejor dicho, indoctrinar
    sutilmente) distorsionando la realidad porque ha habido muchas
    mujeres guerreras ( además de filósofas, matemáticas, pintoras etc)

    ¡Que rabia me da!

    ujjjjjjjjjjjjjjj

    Besos y gracias por señalarlo!

    ResponderEliminar
  12. PD - Suerte a tu hijo con los exámenes.

    ResponderEliminar