, , , , , , , , ,

El que pregunta...

Urna
En el fin de semana que conmemoramos los 85 años del voto femenino en España releyendo los discursos de Victoria Kent y Clara Campoamor, dos mujeres elegidas por hombres y que reflejan en su intervención ante las Cortes dos corrientes de pensamiento que hoy pudieran parecer arcaicas, las urnas han cobrado peculiar protagonismo.


Una urna, la que pusieron tras una mámpara, dicen los que allí estaban dentro que supuso la puntilla a un Pedro Sánchez atrincherado en Ferraz, quizás tan solo reflejo de la que muchos entre sus compañeros y compañeras no están dispuestos a permitir en las calles de Cataluña, no sea que el pueblo elija y su elección nos deje más solos.

Otras urnas, éstas en Hungría sirvieron para decirle al Presidente Orbán que no, que no es posible negar la vida a quienes huyen de la muerte. Curiosamente el mensaje no vino de los votos sino de quienes se negaron a ejercer su derecho convirtiendo así el miedo disfrazado de odio de quienes acudieron en una suerte de papel mojado. La baja participación sumando a favor de la decencia. Casi nos emocionamos imaginando a las húngaras y húngaros con memoria y buena voluntad volviendo retadores la cara a unas urnas que demandaban crueldad y olvido.

Pero no terminó el fin de semana con esta sensación de victoria (por pírrica que resulte, tras contabilizar la abrumadora victoria de quienes buscan elevar las murallas para dejar fuera a quienes huyen) sino con un baño de agua fría proveniente de Colombia, tras cuatro años de negociaciones, un acto formal de firma ante cientos de enviados de blanco inmaculado, actos de reconocimiento y perdón que emocionaron hasta a las piedras antes empapadas en sangre, el pueblo colombiano ha dicho no al acuerdo de paz.

No hemos encontrado un modo mejor de tomar decisiones que colocar una urna y sumar las respuestas individuales hasta conformar la colectiva, así que cuando la gente habla ya sea para abandonar  la UE, impedir la xenofobia u oponerse a la paz debemos presumir que tienen razón, que optan por  lo que creen mejor.

Porque dudarlo supone  apostar por Kent frente a Campoamor, torciéndole la mano a la historia en la que 161 votos frente a 131 apostaron por el derecho, incluso a equivocarse. Otro asunto será valorar el papel que los gobiernos y los medios de opinión presión ejercen sobre la gente, influyendo en una u otra dirección, conformando argumentos, apuntalando voluntades.

10 comentarios :

  1. ¿Para que sirve una urna si no se vota de forma consciente y reflexiva?.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Ciertamente la gente bien informada nunca ha sido mayoría.

    ResponderEliminar
  3. Qué hermosa reflexión nos ofreces hoy. Estoy muy de acuerdo con que no podemos asumir las urnas sólo cuando nos dicen lo que queremos oir. Lo de Colombia me duele especialmente pero el dolor tiene que ser mucho y tampoco se va de la noche a la mañana. Además, no olvidemos que el anterior jefe de estado, Alvaro Uribe y quienes lo sustentan han defendido el no. Lo nuestro, desgarrador sin duda, pero que se quede en un conflicto de urnas, por favor. Un beso

    ResponderEliminar
  4. El País a lo ganster, Felipe lacayo de los poderosos, Susana una mujer perversa.
    Sólo les ha faltado resucitar al GAL.

    Que se vayan a la mierda todos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. De Gaulle, después de perder un referéndum dijo aquello de : " LOs franceses nunca responden lo que les preguntas".

    Los referendos son peligrosos para el poder establecido, la respuesta puede ser muy incómoda para ellos.

    Y aquí tenemos la paradoja sobre el referéndum en Cataluña, los que lo postulan y lo piden, lo perderían.

    Y los que ni siquiera quieren oír de él, tendrían un resultado favorable.

    Y a mi me gustaria que se celebrase, porque al dia siguiente, habría que olvidarse del "procés", y ponerse a trabajar en serio en lo que realmente es necesario.

    Porque con todo este asunto, pasan las semanas, meses y años, y no se hace absolutamente NADA más que elucubrar con fantasías.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. Vivir para ver, cuando me lo contaron ¡no me lo podía creer!
    Abrazos.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  7. ¿Para que sirven los votos y mucho menos las urnas si es más fácil pegar puñalás traperas, es más rápido.
    Estoy negra y se me nota.

    ResponderEliminar
  8. Demasiadas urnas sucias.
    Y así nos va.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Hello ! This is not spam! But just an invitation to join us on "Directory Blogspot" to make your blog in 200 Countries
    Register in comments: blog name; blog address; and country
    All entries will receive awards for your blog
    cordially
    Chris
    http://world-directory-sweetmelody.blogspot.com/
    +++++
    Hola! Esto no es spam! Pero sólo una invitación para unirse a nosotros en "Directorio de Blogspot" para hacer tu blog en 200 países
    Registrarse en los comentarios: nombre del blog; la dirección del blog; y el país
    Todas las entradas recibirán premios para tu blog
    cordialmente
    Chris
    http://world-directory-sweetmelody.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  10. El que pregunta se queda de guardia.
    Si el pueblo votase nunca se habría abierto una biblioteca.
    La gente normal no está preparada para tomar decisiones que les afectan...

    Si la democracia no funciona ¿qué opciones tenemos?

    Un beso

    ResponderEliminar