, , , ,

Ser o no ser, una cuestión para el PSOE

En la víspera de la próxima reunión del Comité ejecutivo del PSOE que decidirá sobre la investidura de Rajoy resulta especialmente atractiva la polémica sobre cómo reaccionarán diputadas y diputados, ¿se someterán a la disciplina del partido o actuarán de acuerdo con su propio criterio?


El debate es interesante más allá de la intriga mediática porque pone el acento en la curiosa arquitectura de nuestra democracia; por una parte la Constitución en su artículo 67,2 prohibe específicamente el mandato imperativo, al considerar que de los votantes son el cuerpo que elije pero carece de autoridad para predeterminar la libre voluntad del representante.

Aunque esta idea, nacida en la concepción del estado allá por la Revolución Francesa, casa poco y mal con un sistema político que reconoce en el artículo 6 del mismo texto, el papel de los partidos políticos como actores imprescindibles para la formación y manifestación de la voluntad popular e instrumentos fundamentales para la participación política.

De hecho el parlamentario, sólo puede llegar a serlo mediante su incorporación a una lista electoral, básicamente conformada por un partido político sin intervención popular (las primarias para las listas, que matizarían esta situación no han llegado al PSOE) y tras un proceso de votación de listas cerradas y bloqueadas, de hecho el votante opta por una lista y solo dependiendo del número de votos que obtenga ese partido, Ley D’ Hont mediante, su elección recae en personas concretas.

Otro tema recurrente estos días se refiere a la idea de que los representantes son elegidos en base a un programa electoral, que a pesar de te lo puedes saltar sin que pase nada (a la pasada legislatura de Rajoy me remito), según la doctrina del Tribunal Constitucional, (no siempre entretenido en posicionarse frente a Cataluña) tiene una indudable  relevancia. 

En resumen, el acta es personal aunque los parlamentarios son elegidos bajo el paraguas de un partido y de acuerdo con un programa.

Tras todo este rollo jurídico constitucional, vamos al barro, si el Comité Federal del PSOE opta por investir a Rajoy, ¿qué harán aquellos y aquellas que se han posicionado claramente en contra?, se me ocurren varias opciones; en primer lugar la más sencilla, desdecirse y obedecer, al fin y al cabo la primera regla de la democracia es que decide la mayoría; la segunda más valiente, desobedecer y votar NO, asumiendo las consecuencias que pueden ir desde una multa, a la expulsión del partido y el grupo parlamentario y en caso de terceras elecciones olvidarse de ocupar puesto de salida; y la tercera, además de valiente especialmente coherente con todo el proceso por que se llega a ocupar un escaño, renunciar a su acta y marcharse a casa, el impacto de esta tercera sumaría a la abstención ya que sería lo que votaría su sustituto o si no diese tiempo su ausencia tendría el mismo valor.

Más allá de la coincidencia o no en su proyecto de país, o en la decisión de apoyar o no un gobierno de Rajoy, se enfrentan a una complicada decisión sobre todo si has dado un paso adelante y defendido tu posición minoritaria (¿) con tanta coherencia como lo ha hecho Susana Sumelzo, congresista por Zaragoza en este artículo en Infolibre Diez razones para no regalarle el gobierno a Rajoy.

8 comentarios :

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. ¿De verdad alguien puede creer que si Iceta vota NO, cosa que está por ver, lo darían de baja del partido?, no saben ni lo que dicen, otro modo de meter miedo a alguno que vive del partido.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Pedro Sanchez se equivoco de cabo a rabo, el no debió abandonar la pelea. El debía haber salido a la calle con un letrero: "No es No", "No a la corrupción" eso significa que se ponía en rebeldía y sus seguidores lo hubieran imitado. Lamentablemente para sus seguidores, el lanzo la piedra y escondió la mano.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Tanta polémica cuando los ampara la Constitución:
    NO, ES NO

    ResponderEliminar
  5. Yo también opino que la abstención es regalarle un voto a Rajoy que no se ha ganado negociando con la oposición, y que se ha limitado a sentarse y esperar la implosión del PSOE.

    Sobre la "disciplina de voto" de los diputados, creo que choca frontalmente con la Constitución, que consagra la libertad de voto sin condicionamientos de todos los españoles, sean quienes sean.

    Pero teniendo en cuenta que los que deberían denunciar este sistema, son los beneficiados, veo difícil que cambie. Aquí la expresión "votar con el culo", con perdón, adquiere todo su significado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Seguimos sin ver que como ideología: la izquierda no es lo mismo que la socialdemocracia; ni el liberalismo lo mismo que el conservadurismo. Y después el nacionalismo como lacra que todo lo tiñe, sea bajo la bandera que sea.
    En esta España reduccionista y simplista en la que llevamos mucho tiempo viviendo nos han resumido todo entre las entelequias abstractas de PP y PSOE. Como podían decir partido amarillo y partido azul. Y la lucha de unos u otros por apoderarse de las siglas.

    Ahora que las costuras saltan la gente tiene que definirse ideologicamnete. Si volvemos a identificar siglas con ideologias la fastidiaremos.
    La izquierda debe partirse en tres: Socialdemocracia, izquierda estatalista e izquierda nacionalista. Igual que la derecha entre liberalismo, conservadurismo y derecha localista (a veces llamada caciquismo).
    El problema es que nadie quiere abandonar una marca que por si da vtos como PP y PSOE.

    Disculpa la perorata.
    Muaksss

    ResponderEliminar
  7. La abstención es la mediocridad de los diputados que temen que en terceras elecciones ellos pierdan la fuente de sus ingresos, aquí prima la parte económica.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. ya sabemos que no son... o que son algo distinto de lo que decían...
    en fin, ahora la pregunta es que será de nosotros... porque dos o tres años más de lo mismo no nos los merecemos... no...
    besotes...

    ResponderEliminar