, , , ,

Orden de los factores

El espectáculo de la política o la política espectáculo, parece lo mismo, pero no lo es. Pensaba que tras la investidura de Rajoy volveríamos a hablar de lo importante; las personas, las políticas, las necesidades siempre crecientes frente a unos ingresos siempre escasos, pero no. 


Descontando por supuesto el baile verbenero de quien va a conformar o no el Gobierno, lo cierto es que los medios de comunicación no han cambiado el paso. Se sigue enredando con las idas y venidas de Sánchez por los mullidos despachos de las grandes empresas, o los informes que el CNI tiene o no tiene sobre Pablo Iglesias, ruido y más ruido por no apropiarme de las palabras del maestro, fango y más fango. 

Sorteo viviendas
El escándalo de esta mañana es el caso "Espinar": un chico que se apunta a una promoción de vivienda joven en plano y cuando llega el momento de la verdad tiene que venderla porque no puede asumir la hipoteca, y comprando y vendiendo al precio tasado por la Comunidad Autónoma de Madrid gana algo más de 20.000 euros.

Resulta curioso como un hecho tan masivo que en Zaragoza el Gobierno de Aragón pasó de tener que sortear las viviendas a cerrar la sede de la oficina responsable y rebajar una y otra vez precios y condiciones porque casi ningún joven que se apuntó ilusionado fue capaz de asumir la hipoteca, se convierte en una maniobra de pelotazo, en una operación urbanística, en el trapicheo del hijo de uno de los de las tarjetas black.

Cierre y traslado del TOC TOC
No sirve de nada que Ramón Espinar se siente y explique que su madre le prestó el dinero para la entrada y que cuando la realidad llegó, al no tener trabajo (una realidad que lamentablemente sufre la inmensa mayoría de nuestros jóvenes) tuvo que venderla. No nos interesa la verdad, sólo el ruido, el espectáculo.

Pienso en la hija de mis mejores amigos, que se apuntó a una promoción en Zaragoza con su novio, que pagaron (padres mediante) la entrada y que cuando llegó el momento de firmar ya no tenía ni novio, ni empleo y tuvo la enorme suerte de poder venderla sin perder dinero. Pienso en su tristeza al firmar aquella venta, en sus sueños rotos y en que sigue viviendo con sus padres, y la imagino explicando su pelotazo urbanístico.

Quizás el futuro sea esto, quizás lo que parecía una buena noticia: que la sociedad mirase de nuevo con interés la política, no era más que el primer paso necesario para convertirla en espectáculo. 

Debates en los que resulta difícil encontrar no ya siete sino tres diferencias entre los dedicados al análisis político y los propios del corazón; titulares y cebos televisivos tan de Gran Hermano dónde se habla del PP o de PODEMOS; tertulianos dispuestos a mantener firme su rumbo sin permitir jamás que la realidad lo altere; periodistas que replican argumentarios, pensadores de pensamiento único y ruido, mucho ruido. Asuntos que nacen y se pierden sin que sepamos nunca en qué quedaron, medias verdades que cubren de basura eterna, declaraciones sesgadas, todo bajo la excusa de una urgencia informativa que los mismos medios promueven.

Hay muchos modos de robar su voz a la ciudadanía, asquearnos es uno, sin duda.

12 comentarios :

  1. y no olvides a los loritos que se dejan decir lo que tienen que pensar y que lo repiten como una lección bien aprendida... porque los medios manipulan, cierto, pero no es normal que la gente sea tan manipulable a ciertas edades...
    que lo de las medidas en este país lo llevamos fatal...
    en fin, asqueada, pero con ganas de discutir con los loritos que me voy encontrando por ahí...
    pero gracias... ya te lo he dicho, pero te repito, venir aquí me reconforta mucho...
    besotes!! y a aguantar!! no nos queda otra...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Contrastar opiniones es siempre interesante, lo malo es cuando se pierden las formas y últimamente tengo la sensación de que se pierden muy deprisa.
      Un beso

      Eliminar
  2. No importa la cuantía de la estafa, es común comprar viviendas subvencionadas por mis impuestos y luego venderlas. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O venderlas a fondos buitre como hizo la esposa de Aznar.

      Eliminar
    2. Sinceramente creo que no estamos antes una estafa (RAE:Delito consistente en provocar un perjuicio patrimonial a alguien mediante engaño y con ánimo de lucro) ya que adquirió a precio tasado y vendió del mismo modo, la ganancia deviene de la valoración que realiza la Administración, en todo caso, me parece un error comparar esta compraventa con la realizada por el Ayuntamiento de Madrid de sus viviendas sociales a fondos buitre.
      En todo casso bienvenidas siempre todas la opiniones.
      Un saludo

      Eliminar
  3. Basta leer la editorial "del pais" de hoy dando lecciones de lo que es una ¿prensa libre?, para intuir por donde van a ir esos medios "LIBRES E INDEPENDIENTES".

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los medios responden a sus dueños, si el peso de su venta igualase el financiero o el que obtienen por otros medios, quizás fuese diferente.
      Vienen tiempos de aquilatarlo todo, en fin, ojalá nos sigan dejando pensar

      Eliminar
  4. Ya vas usando frases, queriendo o no, como "el espectáculo de esta mañana". Más ejemplo de cotidianeidad no puedes dar. El escándalo de esta mañana es ese. Y el de mañana por la mañana puede que sea otro. Menos mal que todavía lo llamamos escándalo. Aunque no vea yo que se escandalice mucho la gente. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que la gente se queda con los titulares y lo va almacenando todo en una caja rotulada "todos son iguales" un buen modo de que volvamos a darle la espalda a la política para que sigan haciendo lo suyo con lo nuestro.
      Un beso

      Eliminar
  5. Quizás falte recordar en tan bello relato que el padre de la criatura es Ramón Espinar Gallego vicepresidente en aquellos tiempos de Caja Madrid, imputado por gestionar altruístamente una de las tarjetas black por importe superior a las 178000 euros y a la sazón intimo amigo del alcalde de Alcobendas donde jamás había residido su polluelo y donde de hecho nunca residió.
    Quizás es una casualidad y por supuesto no se puede juzgar a un hijo por lo que haga su padre, pero bueno es dar todos los datos de tan conmovedora historia para tener una visión general del paisaje.

    Besitos.

    PS-. Todo esto no obsta para que lo que cuenta Pilar sea totalmente cierto, yo puedo aportar otros tantos casos similares que conozco de primera mano en zaragoza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que hay dos motivos clave en este asunto, el primero colocarlo en la sombra de su padre, sin que importe que no sea justo o que sus padres se separasen cuando él tenía 5 años, la otra, igualar una venta particular en el marco de la legalidad (como tantas otras que conocemos todos, o casi todos, algunas ganando algo por la revalorización del precio público del suelo y otras perdiendo por el mismo motivo) con la venta a los fondos buitres de las viviendas sociales de Madrid, asunto que está caminito de los tribunales.
      En fin que creo que buscan y si lo que encuentran no es suficientemente jugoso lo crecen, adornan y recrecen, pero quizás soy a pesar de todo una ingenua y el conocer casos iguales me hace verlo desde otro punto de vista.
      Besos

      Eliminar