, , , ,

Creciendo

Intermón
Sé que resulta cruel, pero recuerdo casi con nostalgia cuando Intermón Oxfam publicaba informes sobre la pobreza en países lejanos, informes que nos conmovían desde la (creíamos entonces) seguridad de nuestro sofá en el primer mundo.

Pero hoy, España, aparece remarcada en rojo o negro en su informe ante la próxima reunión del Foro Económico Mundial en Davos, porque el nuestro, el país que crece por encima de la media europea como no dejan de decir Rajoy y su cohorte de estómagos agradecidos, es el segundo país de la Unión Europea donde más ha crecido la desigualdad desde que estalló la crisis, tan solo detrás de Chipre y 20 veces más que el promedio europeo. Desde 2014 crece el PIB, pero los resultados de esta reactivación económica solo parecen beneficiar a una minoría mientras que la desigualdad se cronifica e intensifica.

En el último año, han surgido 7.000 nuevos millonarios, aproximadamente 20 al día. El 10% de los españoles más ricos concentran ya más riqueza (un 56,2%) que el resto de la población. Y mientras la fortuna de los 3 más ricos aumentó en un tres por ciento, el 30% más pobre del país perdió un tercio de la suya.

Quizás no sea el mejor modo de romper el silencio que me atenaza desde que comenzó este 2017, pero a veces solo un grito puede romper el hielo.

16 comentarios :

  1. Desgraciadamente esto no hay quien lo pare.

    ResponderEliminar
  2. Los ricos se hacen más ricos y los pobres más pobres. Aquí desapareció la clase media. Ahora hay ricos y pobres. Es una pena. Dicen que no debemos quejarnos porque hay otros países peor que nosotros. Un asco la política y los políticos.

    Un abrazo Pilar

    ResponderEliminar
  3. Que haya ricos no me importa, siempre que no hubiera pobres. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Desde hace tiempo leo con interés los informes que emite Intermón Oxfan por que no dejan de sorprenderme, ¿como es posible que el informe diga cada año que vamos de mal en peor y que no ocurra nada?, ¿culpables?, muchos, los que gobiernan, la oposición, los partidos políticos, los sindicatos, los ciudadanos, las ONGs y la poca sociedad civil organizada, los empresarios, todos somos culpables de lo que está ocurriendo en el país, mientras la desigualdad aumenta miramos para otro lado, no nos movemos de nuestra casa, nos han inoculado el miedo, no somos capaces ni de salir a protestar y si lo hacemos no es por el bien de todos, es para joder al otro.

    Es muy bonito echar la culpa a la política y a los políticos, como siempre es el otro el culpable, mirémonos a nosotros y preguntémonos ¿que hacemos nosotros por mejorar el país? la respuesta es sencilla, NADA.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Yo trabajo para ese diez por ciento y los he visto en Davos.Me faltan energías e intento gritar pero...
    Me alegro de que tú encuentres fuerzas en tus principios.

    ResponderEliminar
  6. No es egoísmo. Es que aquellos tiempos eran mejores en el sentido de que pensábamos que el mundo tenía solución. Que con el tiempo y ayudando venceríamos también aquella pobreza africana. Pero ahora vemos que la dirección de la miseria era en sentido contrario y con el tiempo se haría hegemónica. De todas formas repito que en los viejos grabados se ve el rico medieval que ya ha acaparado más de la cuenta y sorprendido y mientras intenta escapar, ve llegar al pueblo con antorchas. Ahora somos más lentos de reacción. Estamos sobradamente anestesiados. Pero hay límites para cualquier tipo de opresión. Aunque esta situación esté durando tanto.

    ResponderEliminar
  7. Pues vayamos directos a la premisa. Y es que con el cuento de la globalización. están creando un mundo de poderosos y de esclavos. Yo lo veo así.

    Besos, Pilar.

    ResponderEliminar
  8. Pues sí, este es el modelo de crecimiento que ha abrazado nuestra inclita clase política.

    De vez en cuando, gritar, dar un buen berrido, desahoga bastante.

    Ánimo, y un besazo.

    ResponderEliminar
  9. Creo que fue ayer cuando escuché que 8 personas en el mundo tienen el mismo dinero que el 50% de toda la población más pobre. A veces pienso que lo de la igualdad sólo fue una utopía, una concesión momentánea de los ricos para calmar un poco al pueblo, pero en el fondo siempre es lo mismos, el que tiene quiere más, el pobre cada vez más pobre, hacer un mundo equitativo un sueño basado en la confianza en el ser humano y la mentira que cada día nos sueltan a la cara los políticos un asco.

    ResponderEliminar
  10. No conocía los datos tan exactos, pero basta patear las calles donde vivimos para darte cuenta que lo que nos dicen Rajoy y sus acólitos se debe quedar en las esferas en las que ellos se mueven.
    Besos Pilar

    ResponderEliminar
  11. A la gente en general, salvo a algunos pocos en particular, les interesa el hambre del mundo una mierda, así, como suena, qué no decir del salario mínimo interprofesional cuando estamos por encima, la desigualdad, el PIB, el POB, las prestaciones perdidas, etc etc etc.
    Eso sí, tú asómate por una tienda Apple...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Muy preocupante estos datos que lesionan en gran medida los niveles de Democracia y libertades.
    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  13. Tristemente no hemos sido capaces de parar y solucionar este problema por el contrario y tristemente lo hemos importado y el desequilibrio se ha acentuado

    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Todo esto es muy triste, y preocupante, los datos son una pena,me quedo siguiendo tu blog y yo también tengo uno te invito a el, se llama " estoy entre paginas".

    besotes....

    ResponderEliminar
  15. No se puede romper el silencio con mejor entrada. A ver si abrimos los ojos a lo que está pasando y dejamos de creer en "los brotes verdes".
    Un saludo

    ResponderEliminar
  16. Horrible y los más triste es que siempre
    hay quienes lucran con la desgracia ajena.

    ResponderEliminar