,

Dragones

Hoy es San Jorge, el Día de Aragón, y también el Día del Libro. Para los maños un día de fiesta que este año se desplaza al lunes regalando un puente al abrigo de un sol que parece haberse afianzado como si fuese posible disfrutar de la primavera sin tener un abrigo a mano.

El cartel de este año nos trae de nuevo al dragón, quizás el verdadero protagonista de esta fiesta, un dragón que ha pasado de ser la encarnación del mal, que finalmente muere a manos de San Jorge tras haber devorado a unas cuantas doncellas, a ser la imagen que personifica la fuerza, el poder e incluso el incomprendido héroe de una historia en la que la doncella no precisa ser salvada.

Los aragoneses celebran su fiesta conscientes de que más allá de nuestras permeable fronteras, el libro y la rosa de Sant Jordi ocuparán las portadas, mientras visitan sus instituciones disfrutando de la hermosa arquitectura del Palacio de la Aljafería o el inmenso Edificio Pignatelli, y recorren el Paseo Independencia presidido por el Justicia de Aragón entretenidos en los tenderetes de libros, que aquí se acompañan de claveles rojos y amarillos.

Un día de fiesta, de celebración, de puesta en valor de lo que somos, que nunca precisa un contrario para ser, pero que históricamente ha sido capaz de unirnos ante agresiones externas.

A mí me gusta pasear entre los puestos de los libreros y dejarme llevar por las portadas o por la presencia de los autores, (aunque nunca he pedido que me firmen un libro para mí, soy poco mitómana) pero si me permitís una recomendación, si este año solo vas a comprar un libro que sea Patria, de Fernando Aramburu, un libro doloroso e imprescindible, porque sólo cuando nos contamos nuestra historia, somos capaces de comprenderla.

Si te gusta salir con una lista en la mano, ya sabes que en El Buscalibros tenemos muchas reseñas, y en unos días prepararemos una para las Ferias del Libro que recorrerán nuestras ciudades.

8 comentarios :

  1. ¡Feliz día del Libro y Sant Jordi!, Pilar.

    Gran Libro, PATRIA; lo he leído, como sabes,
    y analizado en mi blog. Encuentro que tiene valor terapéutico,
    además de lo bien que escribe Aramburu.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Estoy en mitad de la fiesta, en una Barcelona impracticable(aunque el año pasado era imposible caminar y este han abierto el espacio y a pesar de los problemas de tránsito, algo sí se puede hacer). Patria... sí, es un libro inminente en mis lecturas. Son muchas voces cualificadas como la tuya las que lo recomiendan. Buen fin de semana extralargo para ti.

    ResponderEliminar
  3. Muchas felicidades por partida doble.

    ResponderEliminar
  4. Felíz San Jorge, "mañica", desde la ciudad de los dragones.

    Hoy ha sido aquí un dia de sol, de rosas y de libros respirando en las calles.
    Un dia alegre para mí, un regalo de belleza y de literatura, y además, he recuperado una parte de esta ciudad que creía perdida.

    Leí hace unos meses "Patria", y la verdad es que resulta necesario evocar aquellos años de plomo, aunque duela. Porque doler, duele.

    Es una buena vacuna contra el olvido y contra los intentos de algunos de maquillar y manipular el pasado.

    Me gustaria creer que seremos capaces de cerrar este pasado sangriento con dignidad y seguridad, aclarando los hechos oscuros que aún persisten.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  5. Leí "Patria" y me gusto bastante como libro de ficción basado en un momento de la historia de este país en un lugar concreto, pero creo que para tratar el problema del país vasco con más profundidad hay que escribir otro tipo de libro.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. No se como el feminismo no protesta ante la depreciacion de la rosa y el encarecimiento del libro.
    Es broma, no se me lancen a la yugular.
    Muakssss
    Patria me dejó frio

    ResponderEliminar
  7. Éste año yo también recomendé "Patria" a todo el que me preguntó y se lo compré a mi madre para que se lo regalara a mi padre(que ella ya no puede salir).Sin duda.

    ResponderEliminar