, , ,

15 + 6 = 20M

Cansada
 Hace días que esquivo la realidad como puedo, apago la radio o cambio de canal en la televisión, estoy harta de estar harta, agotada de indignarme y ver como cada mañana viene cargada con su dosis de ignominia, su colección de ladrones y quienes no solo los defienden utilizando algo tan noble como la presunción de inocencia sino que intervienen y ponen y quitan fiscales, policías e investigadores, filtran buscando nulidades y se golpean el pecho muy fuerte diciendo que el sistema funciona porque a pesar de todo y con años (y millones) de retraso nos acabamos enterando.

Pero no importa, seguimos perdiendo el tiempo (y el dinero) con las batallas del PSOE roto entre quienes se avergüenzan de tanto y quienes no están dispuestos a renunciar a lo que tienen (que no será poco) gracias a una estructura que se expande hasta los cimientos, con las declaraciones cada día más complicadas (por absurdamente circulares) de Ciudadanos que condena muy fuerte todo con la mano izquierda mientras con la derecha soporta el tinglado que hace posible tanto escarnio y tanta vergüenza, con la bajada de pantalones del PNV a cambio de lo de siempre, más y más dinero de todos para gestionarlo ellos y que la brecha entre unos y otros solo crezca y crezca, o el beso de Judas de losanteriormenteconocidoscomoCiU para derribar los derechos de la estiba a cambio de no acudir a una reunión, o porqué no decirlo con las polémicas de un Podemos empeñado en que su líder sea el más líder aunque solo lo sea de una charca. ¿de verdad nos merecemos esto?

¿Y si nos levantamos?Hace unos días se celebraba el aniversario del 15M un momento de valentía y rabia que pensamos sería capaz de cristalizar en un cambio real, en un país diferente donde no ganen siempre los mismos a costa de los de siempre, un país más solidario, más justo, más transparente, donde comprendamos al fin el engaño de un capitalismo financiero sin límites ni medida que no devorará a sus hijos sino a nosotros, que no somos más que esclavos, donde junto a otras y otros muchos europeos nos alcemos para defender una Europa para la gente, un faro de esperanza en un mundo cada vez más volátil, cada vez más inseguro, pero la realidad es bien diferente, seguramente porque hemos bajado los brazos hartos de gritarnos entre nosotros.

Se me pasará, porque todo pasa y me niego a ser mera espectadora de esta comedia absurda, quiero quitarles las máscaras y empiezo a pensar que quien no lo desea ya no tiene excusa decente.

8 comentarios :

  1. Al final tenemos que conformarnos con el hecho de que sepan que algunos no nos dejamos engañar pese a sus esfuerzos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Y mientras el país parado, en el parlamento solo hay un tema (grave y serio) solo se habla de lo mismo, y han conseguido aburrirnos, hemos perdido la cuenta. Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Físicamente vivo en España, pero mentalmente ya no...

    Me fui.
    Era insoportable.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo con tu reflexión y puede que comulgue sustancialmente con la mayor parte de lo que afirmas pero debo reconocer que al margen del contenido, me he alegrado de verte asomada a mi texto, lò que me ha dado pie, una vez más para adentrarme en el tuyo y leerte con interés y mandarte un beso

    ResponderEliminar
  5. Mas que harta de verdad

    un beso Pilar
    y buenas noches !

    ResponderEliminar
  6. Este fin de semana está el final de la liga de fútbol para que se deje de hablar de lo que realmente importa. Aunque yo no sé como andaréis por allí pero por Barcelona tengo una manifestación importante que se anuncia en los carteles para la próxima semana en contra de la corrupción. Servirá para lo de siempre que es bien poco pero callarnos no nos vamos a callar. Te recomiendo dejar las noticias para los días laborables y estos dos días para ti y para los tuyos. Besos

    ResponderEliminar
  7. Es que son todos tan patéticos...
    Y si sólo fuera eso...pero es que el país está saqueado.

    Al menos que sepan que a algunos no nos engañan.Aunque no nos sirva de nada.

    Besos,Pilar.

    ResponderEliminar
  8. Sabes lo qué me fastidia? que al final todos quieren que se hable de ellos aunque sea mal...
    El problema es que cada político empuja para su partido y han dejado de ser los representantes del ciudadano que los voto. Estoy aburrida de las tertulias machaconas como si nosotros no fuéramos capaces de pensar.
    Un abrazo grande Pilar

    ResponderEliminar