,

Medioambiente, por no decir madre tierra, que suena poco científico.

Soria
Imagino que la primera acción medioambiental del ser humano fue depositar sus excrementos en lugar diferente al que comía, más adelante debió ser consciente de que el agua del río baja, (lo que tiras arriba, baja con el agua), aunque quizás antes se dió cuenta de que si arramplaba con la mata, se quedaba sin moras.  
El caso es que otras culturas, mucho menos evolucionadas según nuestra forma de juzgar la historia, comprendieron que el entorno suponía mucho más que las letrinas, la deforestación o el consumo hasta la extinción de algunos animales que les servían de sustento, pero claro, ellas son las que como mucho han conseguido sobrevivir al progreso bajo el, no exento de soberbia, nombre de indígenas. Gentes atrasadas convencidas de que la Tierra es una madre que nos ofrece todo, pero no puede ser eternamente olvidada y maltratada.
Y aquí estamos, destruyendo la naturaleza, los animales, las plantas, el aire, el agua e incluso el suelo, cada día más avanzados, cada día más soberbios, a punto de acabar con la gallina de los huevos de oro sin ser conscientes de que una vez roamos los huesos no quedará nada. 
¿Cómo puede ser posible? Somos el momento más avanzado de nuestra raza, somos capaces de dominar técnicas que a nuestros abuelos les parecerían pura magia, pero no somos capaces de dominarnos a nosotros mismos. 
Presos de una adolescencia terrible queremos todo para ahora, para hoy mismo, olvidando que habrá un mañana, un mañana sin aire que respirar, sin alimentos, sin espacio, sin agua, un mañana que pone en riesgo nuestra propia supervivencia como especie. 
Monte Gorbea. Ayer se celebró el Día del medioambiente, un invento moderno que viste de científica la verdad que los indígenas conocen desde siempre, estamos de paso en este planeta que debe servir para nuestros hijos y los hijos de los hijos de sus hijos.


¿Estamos a tiempo de evitar la catástrofe? 
Quizás sí, si ponemos al planeta por delante cuando tomamos decisiones que no parecen tener nada que ver con él, si ponemos el común sobre el particular, si medimos el bienestar sin rendirlo al capital, si no nos quedamos en el Día de y somos conscientes de ser meros depositarios de un lugar que debemos legar un día.

11 comentarios :

  1. La gente tiene que entender que el planeta seguirá sin nosotros. Que el daño nos lo hacemos a nosotros mismos en plan suicidio. De hecho creo que hay mucha gente que lo va entendiendo. Pero no la suficiente. Y que los que más pueden dar ejemplo no lo dan. El presidente de los Estados Unidos tiene ideas que son de traca. Con la influencia que tiene él y su país en en el resto del planeta. sólo me preocupa esa cuestión que haces. ¿Estamos a tiempo? No sé si de recuperar lo perdido. Sí lo estamos de no perder más. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Sí, pero si cada uno de nosotros, habitantes del planeta, hace lo que le corresponde para tal fin. Basta con eso.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. ah y Oye, que hay excrementos que sirven muy bien de abono :-)

    ResponderEliminar
  4. Nos vamos a acabar comiendo una mierda...

    ResponderEliminar
  5. Soy algo pesimista en cuanto a este tema, porque básicamente depende de la buena voluntad de todos, de gobiernos y de ciudadanos.

    Y el aumento del egoísmo y el individualismo que detecto en nuestra sociedad no augura nada bueno. Si la mayoria son incapaces de comprender que todos dependemos de todos, difícilmente se les podrá hacer entender un concepto cmo el del bién común.

    Realmente lo que se juega es nuestra supervivencia como especie. Porque para el planeta somos tan solo unas molestas bacterias que se han multiplicado más de la cuenta, y estamos provocando una infección maligna.

    hace un par de años pasaron por "Canal de Historia" una serie de documentales muy interesantes llamados "La Tierra Sin Nosotros", que planteaba que sucedería en el planeta si un buén dia desapareciera toda la raza humana de golpe y simultáneamente.

    Pues bién, en 10.000-12.000 años desaparecería del planeta casi toda traza de nosotros y nuestras ciudades y monumentos. Y eso para el planeta son apenas unos segundos comparado con los millones de años de su existencia.

    Hagámoslo por nosotros y nuestros hijos, porque para el planeta, tan solo somos un molesto mosquito.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  6. Todas las civilizaciones llegan a un punto que hacen crac, algunas por consunción. Nosotros vamos camino de ese punto de ignición sin retorno. Salvo que aparezca una generación inusualmente sensata que ponga un bozal a Trump y siga el ejemplo de los pueblos respetuosos con el ambiente. Una pregunta que me hago es por qué consideramos a esos pueblos subdesarrollados y al prototipo Trump un espécimen inteligente. Te confieso que soy poco optimista

    ResponderEliminar
  7. Yo creo que el deterioro del planeta es casi irreversible... los mejores pronósticos, si todos los países se pusieran a trabajar en serio, ya hablan de dos grados más de temperatura media a final de siglo.
    Y mira a Trump...

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Si nos pusiéramos todo de acuerdo al menos se frenaría el deterioro,que ya es.
    Pero como dice Toro...mira a Trump...

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Yo no soy tan optimista como tú, peroojalá me equivoque en mi visión pesimista.
    Besos grandes.

    ResponderEliminar
  10. No lo veremos, eso creo pero esto este planeta se acabará ... y si no soy nada optimista primero tenemos que cambiar nosotros y ... ante el dinero y demás yerbas poco puede nuestro planeta

    un besito

    ResponderEliminar
  11. Yo a mis 50 años recuerdo una tierra distinta hace 30 cuando subí uno 3000 metros en Pirineos y la naturaleza era distinta. Me aterroriza lo que les dejamos a las nuevas generaciones.
    Gracias por tu visita....estoy echandote un vistazo y me gusta lo que veo. Un abrazo. WInnie

    ResponderEliminar