, ,

De la Renta Básica a los Papeles del Paraíso

Red Renta Básica
Hemos pasado el fin de semana en un Simposio sobre Renta Básica, renta básica universal e incondicionada, un salario para todos y todas sin tener en cuenta su capacidad económica, una aportación suficiente que recibirían todas las personas que vivan en el territorio en el que se implante.

Lo que lleva años defendiéndose como uno de los derechos emergentes, de los nuevos derechos de ciudadanía, gana cada día más adeptos, sobre todo entre quienes dedican un poco de su tiempo a comprender cual es la idea y a escuchar que sí, que es financiable (por ejemplo haciendo una reforma fiscal del IRPF).

Debatir sobre su utilidad, el impacto que generaría, las consecuencias para colectivos como mujeres y jóvenes, ha sido tanto o más interesante como ser consciente de las barreras mentales, culturales e incluso religiosas que precisa romper antes de ganar el apoyo público que lleve a su implantación. Porque desde "el ganarás el pan, con el sudor de tu frente", a "la dignidad por el trabajo" son poderosos límites mentales, que deben ser superados, entre otros motivos porque el desarrollo tecnológico alcanzado no hace preciso el nivel de empleo de otros tiempos.

O entendemos que la dignidad de las personas no depende de su empleo, o no seremos capaces de enfrentar los cambios de la nueva revolución tecnológica, del mismo modo que o comprendemos que el crecimiento sin fin de la producción requiere la disponibilidad de un planeta que no tenemos, o acabaremos con el único capaz de albergarnos.

más y más basura

Ha sido muy interesante y desde luego estimulante, alejarse del mono tema catalán por unas horas lástima que la vuelta a la realidad sea tan dura como encontrarse con políticos en la cárcel acusados por un tipo penal que difícilmente pueden conformar, bajo la jurisdicción de una autoridad como poco discutible en su competencia, y en mitad de lo que se empeñan en asegurar que serán unas elecciones con garantías; y por si fuera poco, ahora tenemos sobre la mesa los Papeles del Paraíso, una nueva hornada de defraudadores internacionales, qué duro terminar así el fin de semana.

6 comentarios :

  1. Necesitaríamos los recursos de cuatro planetas mas como este para poder mantener el ritmo de crecimiento industrial actual.

    Hay que buscar un cambio radical en el modelo social que tenemos, no digo ya para vivir, sino para sobrevivir al desastre inexorable hacia el que vamos.

    Y si, tenemos una nueva entrega de "golfos en el paraiso.....fiscal".

    A ver con que nombres y apellidos patrios nos sorprenden ahora, aunque creo que según quienes sean, nuestro amigo Montoro hará lo posible por no molestarles demasiado.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Lo más difícil de la empresa, de cualquier empresa, es mover aunque sea un poco el punto de vista de quien se cree dueño de verdades absolutas. A todos nos ocurre alguna vez, que creemos que nuestra idea es la mejor y ni siquiera es discutible. La renta básica requiere remover tantos obstáculos mentales que me temo costará mucho alcanzarla. Bien está que se empiece cuanto antes.

    ResponderEliminar
  3. Estoy agobiado, angustiado, abrumado, preocupado, oprimido, ocupado, sofocado, ahogado, fatigado, rendido, exhausto, cansado, fastidiado, molesto, abatido, apesadumbrado, sufrido, que semanas llevamos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Afortunada tú que te puedes desconectar del tema y no se te aparece de pronto, detrás de una esquina. Lo de los paraísos fiscales por otro lado, va a durar menos de lo que debería en las noticias. Es muy grave pero el otro culebrón definitivo secesionista tiene engolosinada a la audiencia. O eso parece. Un beso

    ResponderEliminar
  5. No quitar quitar los paraísos, ni subir los sueldos, son unos ansiosos.

    Un besote.

    ResponderEliminar