, ,

Cóctel navideño

Sé que estos días lo son de polémica, algunos celebran la Natividad del Niño Jesús, otros  el solsticio de invierno, los de allá nada y muchos no se plantean tanto lo que se celebra sino el hecho de celebrar unos días con la familia y los seres queridos, e incluso entre éstos hay diatriba sobre el consumismo y lo absurdo de precisar un mandato comercial para lo que debería ser obligado...

Yo no voy a entrar en polémica, me gustan las fiestas, me gusta la Navidad, me encanta la decoración, las luces, el cuidado que ponemos en las comidas, juntarnos ante una mesa y desearnos lo mejor, porque por encima de todo, de esto se trata, de brindar sea con champán, cava, vino espumoso o agua fresca con aquellos a quienes quieres, añorando a quienes no están o este año no han podido venir.

Así que os dejo una propuesta, un cóctel para disfrutar de estos días, una combinación que espero os ayude a vivirlas sin excesos de nostalgia y con esa ligereza que permite obviar el comentario torpe y quedarse con las sonrisas.

Toma la coctelera y vierte en ella un buen fondo de recuerdos (los de la infancia suelen ser los mejores, cuando las fiestas eran el acontecimiento que te tenía como rabo de lagartija corriendo de un lado a otro de la casa, estorbando a los mayores, aquellos de cenas divertidas en la mesa de los pequeños, de gente y más gente en salones pequeños, de familia que venía de lejos y primos con lo que hacer pandilla), sobre el fondo dulce, una dosis de nostalgia (por quienes se fueron, por quienes perdimos, por lo que no fuimos), otra de ilusiones (por que sea muchas más las navidades en las que puedas compartir con los que hoy te acompañan y que se sume gente que te aporte paz, alegría y amor) y a modo de angostura, unas medidas gotas de rabia (de lúcida indignación, de coherente enfado por todo aquello que no es como debería), agítalo con ritmo (vale mover el cuerpo al compás) y añade hielo a modo de risas que entrechocan.


Sirve en copa alta, con el borde edulcorado de besos y promesas, adorna con una sonrisa y cuando nadie se de cuenta agrega unas gotas (o algo más, si lo ves necesario) de paciencia. Por cada pega que le saques a alguien piensa en todas las que te pasan por alto a ti, no somos perfectas, pero estamos juntas en esta aventura.

Sea como sea la noche que disfrutes, que sea una buena noche.

18 comentarios :

  1. Me encantó el cóctel, voy a preparármelo.
    ¡Feliz Navidad!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Por suerte, he de decir, que a lo largo del año tomo unos cuantos cócteles de ese tipo, por ese lado me felicito a mi y a mi gente.

    Un abrazo y Feliz día de Navidad y que, como este, tengas muchos a lo largo del año.

    ResponderEliminar
  3. ¡¡ Que falta nos hace a todos algoa así. !!.

    Felíz Navidad.

    ResponderEliminar
  4. Estupendo cóctel para ahora y para cualquier tiempo.
    No me gustan especialmente las navidades; en general, no me gusta tener que estar contenta por obligación, pero este año, sin saber por qué, he decidido no protestar por tanto gasto superfluo, por tanto exceso en la mesa, por esas cosas por las que llevo décadas protestando, y he decidido aprovechar al máximo los ratos que las fiestas nos brindan para estar con la familia, para saber de los amigos que la vida te va regalando.
    Esa sabiduría de la que tú haces gala en cualquier momento del año a mí me ha costado siete décadas, ya ves.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Que cada cual lo celebre como quiera o no lo celebre.
    Nadie está obligado a participar de lo que no quiere y menos quejas y más acción.

    Deseándote lo mejor, siempre, un abrazo, Pilar.

    ResponderEliminar
  6. Pues mira, Pilar, no me va mucho la Navidad, pero tengo que admitir que el cóctel te ha quedado muy bien, has mezclado con mucho acierto los ingredientes.
    Brindo contigo.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Llego tarde... quizás me tome ese cóctel el año que viene.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Antonio Fernández Lópezmartes, 26 diciembre, 2017

    Después de agradecerte la propuesta de bebida que nos ofreces yo quiero brindar contigo, por tí, por mí, por la vida y por lo que tú propongas, solo que yo va a tener que ser con agua porque no bebo otra cosa. Bueno también puede ser con gazpacho, que cada día me pongo un vasito en las comidas y que está muy rico. Y de postre te mando un beso

    ResponderEliminar
  10. Sin haber leído tu receta mi cóctel fue muy similar. Salió perfecto y a pesar de la tristeza porque este año se fue la madre, la abuela; el niño puso la alegría y la ilusión. Al final terminamos todos cantando y eso es algo que hacía mucho tiempo que yo no hacía.
    Querida amiga, despide bien el año y el que llegue te traiga alguna de esas cosas que tanto deseas. Bss.

    ResponderEliminar
  11. Ya está el cóctel preparado. Arriba esa copa.
    ¡Feliz año!
    Un abrazo, Pilar

    ResponderEliminar
  12. Hola Pilar, nadie es perfecto y por eso debemos hacer lo que dices, me ha encantado el cóctel que nos propones y ya mismo lo hago:), espero que estés pasando unas felices fiestas y disfrutando mas aun en compañía de tus seres queridos y amigos.
    Gracias por tu felicitación, te agradezco mucho que te hayas acordado de mi:), feliz navidad!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Un cóctel excelente Pilar, del cual ya comencemos tomándolo en nochebuena para continuar en año nuevo con toda la familia. Me encanta la Navidad y a pesar de que ya faltan en nuestra mesas seres muy queridos, sabemos que ellos querrían que sigamos celebrando estos días. Espero que hayas pasado una feliz Navidad y brindo con tu cóctel para que tengas un año nuevo muy feliz..

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Un muy buen cocktail el que sugieres, Pilar.

    ¡¡Felices Fiestas!! para ti y los tuyos.
    Qué tengan un año 2018 lleno de bendiciones y alegría.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Brindo contigo por el nuevo año,que te traiga muchos momentos buenos y suerte!

    Besos,Pilar!

    ResponderEliminar
  16. Recuerdos, nostalgia, enfado, promesas, paciencia... básicamente me he embriagado con ese cóctel todo el año. Sin embargo para estas fechas adquiere un tono, de ser posible, todavía más trascendental.

    Saludos fiesteros, Pilar!

    ResponderEliminar
  17. Un cóctel lleno de vida, yo soy de las que no me planteo que celebramos, sólo quiero estar con los míos y disfrutar de ellos. Creo que nos pasa a todos, miramos ese hueco vacío en la mesa y echamos de menos, pero dentro de mí se enciende algo que me dice que hay que seguir haciéndolo porque es un homenaje a los que no están, a los que seguimos vivos, y al final, aunque suene casposo me acuerdo de la canción de Pimpinela, y confirmo que si hay algo importante en mi vida es la familia.
    Y sobre el último ingrediente, creo que le voy a poner un extra de paciencia, tienes tanta razón, cuando miramos fuera pensando en cómo son estos o aquellos y no somos capaz de acordarnos de todo lo que nos perdonan.
    Feliz años, te deseo lo mejor, lo mejor.

    ResponderEliminar