, ,

Entornado

Por vez primera he estado lejos de este espacio más de un mes y he pasado por casi todas las etapas del duelo; negación (es que ando liada...),  negociación (puedo ir leyendo y ya sacaré un rato para escribir, si escribo una vez al mes...),  tristeza (me ha dado tanto que no puedo dejarlo ir...), incluso ciertas notas de ira y rabia (porqué tengo que renunciar a nada...) hasta llegar a una suerte de aceptación de la realidad.

Mi vida, como la de todas, ha cambiado, y ahora mismo la realidad ocupa más tiempo, espacio y energías y me empuja a un uso diferente de las RRSS, y como cuando engordas y te empeñas en llevar la misma talla de pantalón, la verdad es que no estoy cómoda.

Este espacio nació a modo de diario, una forma de hablar sola, para llenar un vacío, pero evolucionó gracias a vosotros y vosotras que os fuisteis haciendo un hueco, así que el monologo mutó a diálogo y ya no lo entiendo de otro modo. No tiene sentido escribir aquí sin estar atenta a vuestras respuestas, ni pendiente de vuestras publicaciones, no puedo jugar a seguir siendo cuando apenas consigo estar.

No sé si seré capaz de encajar todas las piezas del puzle que es ahora mi vida, si lo consigo volveré de verdad, y si no es así, quizás es que esta etapa terminó, así que no puedo entornar la puerta sin daros las gracias, me habéis enseñado tanto que sé que mucho de lo que soy es obra vuestra. 

Gracias por esta fiesta!!!





 
Continue reading Entornado